fbpx Skip to content

Libros que han cambiado mi vida: 12 reglas para vivir, de Jordan B. Peterson

Jordan Peterson 12 reglas para vivir
Comparte:

Reseña del libro “12 reglas para vivir”, de Jordan B. Peterson

 

En cosa de pocos años el mundo ha cambiado drásticamente, y ha pasado frente a nuestros ojos, somos testigos de ello. Ideas, conceptos y valores con los que crecimos se han transformado o desaparecido por completo. Muchos de nosotros hemos tenido que aprender a hacer nuestro trabajo de otra manera, relacionarnos con las personas e instituciones de forma diferente, y así una larga lista de cambios en todo nuestro entorno.

Si no tenemos una guía para conducir nuestra vida, es natural que en nuestro actuar diario nos sintamos perdidos o, cuando menos, desorientados. ¿Qué es lo más importante en la vida?, ¿cuál es mi misión?, ¿por qué estoy aquí?, ¿qué es la felicidad?, ¿es necesario el sufrimiento para ser feliz?, ¿por qué pasan cosas malas a personas buenas?  Son preguntas que siempre tienen mucha validez y que no se encuentran las respuestas de manera sencilla.

 

El libro “12 reglas para vivir, un antídoto para el caos”, es la propuesta de Jordan B. Peterson para llenar ese vacío, establecer las reglas del juego, la guía y la estructura de nuestra vida. Es el punto de partida para alcanzar una vida plena, satisfactoria y feliz.

 

 

Peterson propone 12 reglas -nunca explica porqué esa cantidad- pero es un número arbitrario, tal vez tú necesitas 2 o 20. Pero no importa, la intención es poner un centro de gravedad para tus acciones.

Tampoco tenemos que asustarnos, 12 reglas para vivir suena drástico. Tranquilo, vas a ver que la mayoría de los conceptos ya forman parte de nuestro sentido común como seres humanos, pero que hemos perdido por vivir en un mundo que se transforma segundo a segundo. Tal vez el valor más importante del libro es recordárnoslos y hacernos conscientes de la importancia de revisar y reforzar nuestros valores de manera constante.

Estas son las…

 

Las 12 reglas para vivir, según Jordan B. Peterson

 

1.- Camina derecho y con los hombros hacia atrás

Hay una parte de nuestro cerebro que está monitoreando constantemente nuestra posición en la sociedad. Cómo vemos a las otras personas y cómo ellos nos ven.

En esta forma de percibir nuestra posición en la sociedad, influye también la parte física. Tienes que mantener una postura correcta, que transmita seguridad, para que te traten de esa manera y, como resultado, te sientas más seguro. Así, vas a crear un círculo virtuoso alrededor de tu persona.

 

2.- Cuídate como cuidarías a alguien de quien eres responsable

Muchas personas cuidan mejor a su mascota de lo que se cuidan ellos mismo. Esto le pasa mucho a personas que consideran que no tienen una misión importante en la vida, que su trabajo o lo que hagan no importa, o que cualquier podría hacerlo.

No cuidarte bien es una forma de autosabotaje. Todos conocemos personas que atentan contra su cuerpo y contra su inteligencia a cada momento, de manera consciente o inconsciente. Se alimentan física e intelectualmente de forma deficiente, parece que ellos mismos se quieren causar daño. Además, es gente que no suele cumplir sus promesas personales ni profesionales.

Es necesario darle un sentido a nuestra existencia, una misión por la que estamos en la tierra, de esta manera es imposible que algo se interponga en tu camino para alcanzar un objetivo.

 

3.- Relaciónate con personas que quieran lo mejor para ti

Una excelente manera de motivarnos es relacionarnos con personas que, de manera auténtica, quieran lo mejor para nosotros. Gente a la que le gusta vernos crecer y que, cuando es necesario, nos harán un crítica constructiva y bien intencionada. Esto te inspira a ser mejor y, al mismo tiempo, tu crecimiento los inspira a ellos.

Lo que tienes que evitar a toda costa es el contacto con quien necesita ver a alguien caer para avanzar o sentirse mejor.

 

4.- Compárate con quien eras ayer, con nadie más

Con tanta información que recibimos, resulta muy fácil compararse con los mejores en cualquier campo. Lo que nunca se comenta es que todos tenemos objetivos diferentes, por lo que compararnos es naturalmente absurdo.

Si no tienes muy claro quién eres y qué objetivos tienes en la vida, compararse con alguien más puede ser muy frustrante y deprimente. No hagas caso de los parámetros que establecen los medios masivos para definir qué es el éxito.

Cuando trabajes de manera constante para conseguir algo grande y muy valioso para ti, nada más te va a preocupar, lograr ese objetivo será más que suficiente.

 

5.- No dejes que tus hijos hagan cosas que te alejen de ellos

Parte natural del crecimiento es cuestionar todo, con el fin de descubrir dónde están los límites. Es la manera en la que los niños aprenden lo que está bien y lo que está mal. A los adultos nos corresponde actuar de manera correcta para establecer los valores de lo que es aceptado y no en la sociedad. Si lo hacemos mal, las generaciones que nos sigan van a tener dificultades para funcionar de manera correcta en el mundo.

Las reglas se tienen que establecer claramente, pero con inteligencia, para no inhibir la exploración y el crecimiento.

 

6.- Pon tu casa en orden

Es muy fácil culpar alguien más por los problemas que tenemos. Lo que no es tan sencillo es hacer una evaluación a conciencia de nuestros actos antes de señalar a alguien más como culpable. Antes de apuntar, reflexiona si ya hiciste todo lo posible, si agotaste todas las opciones y aún así no has conseguido lo que buscas.

No culpes a alguien más si el origen del problema está en ti.

 

7.- Persigue las cosas que valen la pena, no las más convenientes

Cuando a pesar de ser más difícil haces lo correcto, tu vida se llena de sentido.

Establece objetivos grandes y considera de qué estás hecho en verdad, qué es lo más importante para ti y hasta dónde puedes llegar si te entregas por completo y planeando todo con anticipación.

 

8.- Di la verdad

Puedes mentirle a otros para conseguir lo que quieres, y puedes mentirte a ti mismo para sentirte mejor, pero en el fondo sabes cuando algo es falso y no te lleva a ningún lado. Mentir es fácil, y cuando te acostumbras parece insignificante.

Tal vez no lo sabes, pero muchas de las preocupaciones que tienes se originan en esas pequeñas mentiras que te administras todos los días.
Sé honesto con todo lo que dices y haces, es la única manera de construir una existencia próspera.

 

9.- Asume que las personas con las que hablas saben algo que tú no sabes

Escucha bien a todas las personas. Procura no interrumpir y piensa qué puedes aprender de esa experiencia. Si es oportuno, haz un resumen para que quede claro lo que te dijeron.

 

10.- Sé breve cuando hablas

No tener la información correcta es una avenida perfecta para causar ansiedad. Si sabes que estás enfermo pero no sabes de qué, no puedes empezar el tratamiento. Es muy importante ser muy claro con lo que necesitas saber, lo que esperas de alguien más y qué pueden esperar de ti.

 

11.- Deja a los jóvenes tranquilos cuando estén patinando

La vida moderna ha creado padres sobreprotectores, muchas veces por razones justificadas, pero de igual manera incorrectas.

Hubiera sido imposible llegar al estado en que se encuentra la humanidad actualmente si alguien no se hubiera aventurado a probar los límites, a pesar del peligro que eso suponía. Cuando veas que alguien intenta algo atrevido e innovador, preocúpate de su seguridad, pero nunca de coartar su crecimiento.

 

12.- Acaricia a los gatos que encuentres en la calle

En muchas ocasiones la vida es dura. Gente buena es lastimada, cosas que nos molestan suceden y no podemos evitarlo. Puedes ignorar esta idea o puedes aceptar que sufrir es parte de nuestra existencia. Querer a alguien y amar la vida significa que aceptas lo bueno y lo malo que hay en ella. No puedes escapar de eso, pero sí puedes ayudar a disminuir el dolor que veas en el mundo.

Disfruta tomarte una taza de café, acariciar a tu mascota o ver a los niños correr en un charco de agua.

 

 

Estas son las 12 enseñanzas de 12 reglas para la vida, un antídoto para el caos, de Jordan B. Peterson. Vamos a recordarlas:

1.- Camina derecho y con los hombros hacia atrás
2.- Cuídate como cuidarías alguien de quien eres responsable
3.- Relaciónate con personas que quieran lo mejor para ti
4.- Compárate con quien eras ayer, con nadie más
5.- No dejes que tus hijos hagan cosas que te alejen de ellos
6.- Pon tu casa en orden
7.- Persigue las cosas que valen la pena, no las más convenientes
8.- Di la verdad
9.- Asume que las personas con las que hablas saben algo que tú no sabes
10.- Sé breve cuando hablas
11.- Deja a los jóvenes tranquilos cuando estén patinando
12.- Acaricia a los gatos que encuentres en la calle

 

 

Las 12 reglas para vivir, de Jordan Peterson, no son otra cosa sino una serie de principios y valores necesarios para encontrar la orientación, disciplina y razón para vivir una vida feliz. Estoy seguro que todos, en algún momento de nuestra vida, hemos aprendido y practicado una o varias de estas ideas.

Todos tenemos la ilusión de vivir una vida plena y feliz, pero el ritmo de vida y las transformaciones que hemos experimentado nos han orillado a dejarlos de lado. El mensaje inspirador de este libro es que está en nuestras manos definir las reglas que tenemos que seguir para alcanzar la vida que imaginamos.

 

 

Si quieres leer otras reseñas de libros recomendados en desarrollo profesional, productividad, emprendimiento, desarrollo personal, innovación y otros temas interesantes para todo profesional, visita esta sección del blog.

Descarga nuestro folleto de los 15 mejores libros de productividad y desarrollo profesional recomendados por nuestros entrevistados a lo largo de más de 2 años de historia del podcast. Solicítalo aquí

 

descarga folleto libros recomendados productividad y desarrollo profesional

Comparte: