4 maneras de despertar tu creatividad sin gastar mucho dinero

Comparte:

Invierte poco, incrementa tu creatividad y resuelve más problemas

 

Una característica fundamental del momento que vivimos es la enorme cantidad de información que existe y que está disponible prácticamente para todo el mundo. Hasta hace algunos años el acceso a la información era considerado en sí mismo poder – ir a la universidad y tener un título era una gran ventaja competitiva. Poco a poco esto ha ido cambiando. Hoy, gracias al internet, muchas mas personas tienen acceso al conocimiento, por esto la diferencia ya no está determinada únicamente por el acceso a este, sino por su calidad y sobre todo, por el uso que se hace de él.

 

Esta situación de abundancia de conocimiento y productos muy parecidos ha generado una demanda sin precedentes de habilidades subestimadas hasta hace poco. La capacidad de hacer análisis, desarrollar empatía con otros y pensar de manera creativa nunca fueron fomentadas, pero en un mundo que cambia y entra en crisis constantemente son las herramientas perfectas para resolver problemas. El desarrollo personal y profesional está determinado por la capacidad de pensar fuera de la caja, desarrollar ideas poco convencionales, imaginar soluciones a problemas y necesidades que nunca habíamos tenido y ponerlas al servicio de todos.

 

Pensar de manera creativa es una habilidad como cualquier otra, algunas personas tienen más facilidad para ella, pero todos podemos mejorarla si encontramos la manera de estimularla. Obviamente es imposible forzar la creatividad, casi nunca llega cuando la necesitamos, es espontánea, impredecible y hasta caprichosa, toma su tiempo y aparece cuando menos esperas.

 

Dicho esto, también hay que señalar que hay algunas estrategias eficientes para despertar la creatividad y pensar de manera más dinámica y atrevida. No se necesita romper la cartera ni visitar el museo de arte contemporáneo en New York, hoy, ahí donde estás puedes empezar a hacerlo. ¿Cómo?

 

4 maneras de despertar tu creatividad sin gastar mucho dinero:

1.- Abúrrete

El aburrimiento tiene una connotación negativa, pero en realidad es bueno para la mente. Cuando estás aburrido la mente no está activa ni enfocada en algo específico, entonces tiene espacio para vagar libremente y conectar ideas de manera poco convencional.

¿Qué es el momento eureka?

Seguramente has escuchado el concepto del momento Eureka, precisamente se refiere al momento en que de la nada aparece una buena idea o la solución a un problema que habías tenido por mucho tiempo. Estar aburrido genera el espacio necesario para diseñar conceptos diferentes.

Busca esos momentos, desconéctate, no trabajes todo el tiempo y pon tu mente a volar.

 

2.- Habla con muchas personas

No importa qué tan creativo eres, tu mente siempre estará limitada al conocimiento que ya tienes acumulado de acuerdo a tu perspectiva y experiencia. Si quieres ampliar tus horizontes necesitas hablar con más personas con diferentes puntos de vista. Intenta ver el mundo como ellos lo ven y pregunta que piensan de los dilemas que tienes.

Una visión fresca siempre estimula el pensamiento creativo, no siempre tienes que adoptar las sugerencias que recibes, pero puede ayudarte a crear soluciones nuevas. Conecta con personas de muchas industrias y niveles, escucha muchos puntos de vista y adapta lo que más te gusta.

 

3.- Estimúlate con trabajos artísticos

Algo tan sencillo como colgar una pintura abstracta en tu espacio de trabajo, escuchar música que no escuchas normalmente o visitar un blog de diseño puede despertar tu pensamiento creativo.

La creatividad crece en todas partes y particularmente en lugares o actividades a los que no acudimos regularmente. Si puedes, visita un museo o galería de arte, lee una biografía o escucha un audiolibro de algún artista reconocido, y si estás acostumbrado a leer poesía intenta con un libro de cuentos.

Exponerte a trabajos artísticos no tiene por qué ser caro ni te obliga a salir de la casa, atrévete a visitar museos de manera virtual e incorpora el arte en tu vida como mejor te funcione.

 

4.- Sal a caminar

Un estudio de la universidad de Stanford demostró que el simple hecho de caminar estimula la creatividad de manera importante.

El estudio dividió a un grupo de personas en 3 equipos, el primero caminó en una caminadora, el segundo se sentó en un parque y el tercero caminó en la calle. Después de la caminata, los tres equipos regresaron a realizar actividades creativas, los dos equipos que caminaron incrementaron su desempeño hasta en un 60%.

Aprovecha cualquier oportunidad que tengas para caminar un poco, camina al supermercado, al gimnasio o la escuela de tus hijos. Cambia la ruta siempre que puedas y permite que los pequeños detalles que desconoces del camino te sorprendan.

 

Conclusión:

La creatividad es la habilidad de desarrollar ideas originales o innovadoras para resolver problemas. Por eso es tan importante en un mundo caracterizado por las crisis recurrentes y abundancia de trabajo mecánico y repetitivo.

Pensar de manera creativa es una herramienta indispensable para diferenciarte del montón y avanzar profesionalmente. Es hasta hora una de las pocas habilidades que nos va a diferenciar de las maquinas.

Todos tenemos la capacidad de pensar de manera creativa, de desarrollar ese atributo y crecer nuestro negocio o mejorar en el trabajo.

No es necesario gastar mucho dinero para reforzar tu lado creativo, empieza con las estrategias que revisamos hoy y atrévete a pensar diferente.

 

Comparte: