fbpx Skip to content

5 acciones para transformar el conocimiento en poder

Comparte:
Es difícil argumentar en contra de los beneficios del conocimiento y el concepto generalizado que se tiene de él. Todos hemos escuchado la popular frase que el conocimiento es poder, hemos sido testigos del efecto transformador de la educación o experimentado en carne propia los frutos de estar bien informado. Pero la historia de la humanidad está marcada no solo por el conocimiento que se ha creado, sino por nuestra capacidad de asimilarlo y utilizarlo.

Vivimos en la era de la comunicación, nunca habíamos tenido al alcance de la mano tanta información y conocimiento al mismo tiempo que las herramientas para compartirlo de manera masiva. Y pesar de esto no hemos resulto los problemas más elementales, me pregunto por qué.

En una época en la que el conocimiento va y viene con el mismo valor que un meme, leer muchos libros, escuchar cientos de podcasts, ver todas las charlas TED o revisar en redes sociales las opiniones de periodistas, científicos o intelectuales puede convertirse en el factor de progreso más eficiente de nuestra vida, o puede quedarse en puro entretenimiento.

Hace algunos años, en una entrevista realizada a Warren Buffett por la inminente recesión económica que se avecinaba, el entrevistador preguntó cuál era la mejor inversión que podía hacer cualquier persona en ese momento. Estoy seguro que, de manera sutil y aprovechando que estaba frente al mejor inversionista de la historia, el reportero esperaba una lista de compañías o fondos de inversión seguros para poner ahí su dinero. Buffett lo pensó un momento y contestó que lo mejor que podíamos hacer con el dinero era destinarlo a la adquisición de conocimiento, y argumentó de manera contundente que el dinero va y viene durante la vida, pero que cuando nos hacemos de una pieza valiosa de conocimiento, se queda con nosotros para siempre y la podemos utilizar una y otra vez.

Esta declaración de Buffett revela entre otras cosas que no toda la información es conocimiento, que el conocimiento tiene varios niveles de importancia y que se convierte en poder únicamente cuando hacemos uso de él. Así que te pregunto, cuando estás viendo, conversando, escuchando o leyendo, ¿estás aprendiendo o nada más te estás entreteniendo?

Las 5 razones de la semana convidan a cambiar nuestro comportamiento frente al conocimiento, y tomar acción, utilizarlo, ponerlo en práctica y desquitar cada minuto y centavo invertido en su descubrimiento.

Estas son las 5 acciones que convierte al conocimiento en poder, y en su camino nos transforman de manera individual y colectiva.

 

1.- El conocimiento se comparte

Ya que no hay límites para la creación o asimilación de conocimiento, no hay ninguna justificación para acapararlo o atesorarlo. El conocimiento incrementa su valor cuando es compartido, pues cuenta entre sus virtudes con la capacidad de reproducirse y mejorar cuando encuentra las mentes adecuadas.

Un profesional moderno y responsable enriquece la discusión cuando comparte con su comunidad sus puntos de vista, opiniones y aprendizajes.

2.- El conocimiento se cura

Si el conocimiento es tan importante, podríamos pensar que entre más tengamos es mejor, pero esta relación no es directamente proporcional. Como hemos comentado antes, el conocimiento es valioso cuando se pone en acción, y para tal motivo es indispensable tener la información adecuada.

Inundar la conversación con datos irrelevantes genera ruido y fricciones que lejos de contribuir deterioran todo tipo de proceso.

Vivimos un momento de abundancia en todos sentidos, el conocimiento no es la excepción. Para conferirle mayor valor es es indispensable curarlo, separarlo, clasificarlo y compartir el adecuado y de mayor calidad con cada grupo o individuo.

 

3.- El conocimiento construye puentes

Por un lado el conocimiento y su aplicación es lo que nos permite resolver cualquier tipo de problema o desarrollar una iniciativa nueva, y por el otro, cuando lo compartimos nos permite ampliar nuestra red de contactos o fortalecer las relaciones que ya tenemos.

Es decir, el conocimiento nos permite unir los eslabones de cualquier aventura y al mismo tiempo formar equipo. Un profesional efectivo construye una carrera sólida a partir de unir las diferentes secciones de un proyecto y a todos los involucrados en él.

 

 

4.- El conocimiento es atemporal

El conocimiento no tiene fecha de vencimiento.

Contrario a lo que pasa con otros recursos como la salud y el dinero, una vez que adquieres una pieza de conocimiento estará contigo para siempre, y podrá ser utilizado cuantas veces quieras. Ya que sabes cómo y dónde puedes adquirir, generar y compartir conocimiento es un valor tuyo para siempre, aprovéchalo.

 

5.- El conocimiento es liberador

El conocimiento nos ha permitido sobrevivir y brillar en el mundo.

La información, el conocimiento y la sabiduría han permitido al hombre tomar mejores decisiones, liberarlo de prejuicios y convertirlo en un ser libre de ataduras. Una persona informada es libre para decidir lo que más conviene a su causa y, cuando toma acción se transforma en un ser empoderado.

 

Las capacidades transformativas del conocimiento son infinitas, ¿Tú que estás aprendiendo ahora?

 

Consulta el archivo histórico de Las 5 Razones (no pierden vigencia 😉)

Comparte: