fbpx Skip to content

5 Lecciones para emprendedores de Gambito de reina (o Gambito de dama, según donde nos estés leyendo)

Comparte:
Mi mamá diría que nada me embona y tiene toda la razón. Cada día me cuesta más trabajo hacer el compromiso de ver una serie de televisión completa.
Los servicios de streaming se convirtieron en la televisión de nuestros días, y se han visto obligados a producir tanto material que la calidad de su contenido ha disminuido en la medida que las horas de programación han aumentado. Para nuestra fortuna,  si eres selectivo, todavía se encuentran series extraordinarias que reivindican el trabajo de los medios de comunicación. Mi descubrimiento más reciente es Gambito de reina (Queen’s Gambit), una belleza de serie, la manufactura es de primera, la calidad se le ve por todas partes: un buen elenco, magnífica trama y qué decir de la realización. Diez puntos. Según Wikipedia es un drama de época, pero la verdad es que eso no le hace justicia. Podríamos decir que es una serie de deportes o de estrategias de combate – la guerra fría se ve de cabo a rabo, incluso, si tejemos fino en el análisis es justo decir que el conflicto de géneros, el machismo, la adicción a los fármacos y muchos temas más de la ingeniería social de nuestros días se reúnen en su columna vertebral. Humor negro y melodrama tejen una historia valiente que atrapa en todo momento.Me da gusto saber que sin mucha promoción de por medio la gente la descubrió y se dedicó a recomendarla de inmediato, ahora entiendo por qué terminó 2020 como una de las series más vistas en Netflix.  No quiero develar mucho de la trama por que lo que me interesa es que de verdad la veas. Solo diré que la historia narra la vida de Beth Harmon, una niña prodigio para el ajedrez metida en núcleo familiar complejo. Beth, heredera de una condición emocional disfuncional, encuentra en el juego el vehículo para construir su personalidad,  establecer relaciones, encontrar una misión y dar rienda suelta a su pasión, sin duda Beth es mi antihéroe favorito del 2020.

 

Construida de manera impecable los 7 capítulos se pasan volando, todos están llenos de detalles que te harán sonreír a cada momento. La ambientación, supervisión musical, el vestuario y las caracterizaciones son elementos que de manera precisa aportan mucha clase y contribuyen a diseñar un personaje inolvidable. Beth es atrevida, aferrada, resiliente, evoluciona y deja atrás lo que no le gusta, se traiciona a ella misma de vez en cuando, pero hasta en los momentos más difíciles es capaz de encontrar confianza en su talento y preparación. Beth es un ejemplo perfecto del emprendedor de nuestros días. Por eso hoy las 5 razones identifican 5 lecciones para emprendedores de Gambito de dama.

 

Estas son 5 lecciones para emprendedores de Gambito de Dama

 

1.- Si tu negocio no te apasiona ciérralo y consigue un trabajo

A pesar del talento y el esfuerzo, es probable que nunca alcancemos un sueño, por eso es mejor tropezar buscando algo que nos apasiona mucho y disfrutar cada paso del proceso. Nadie imaginaba que una niña recluida en un orfanato desequilibrado tuviera un talento especial, menos aun para jugar al ajedrez como un maestro. Casi por accidente, y con un poco de suerte, Beth descubre el ajedrez, a partir de ese momento su única prioridad era mejorar sus habilidades, dominar el juego y retarse a ella misma. Al principio la idea de ganar competencias no estaba en su radar, no era parte de la ecuación para encontrar un sentido a su vida.

Emprender es mucho más que diseñar un trabajo para ti mismo, es un vehículo para conocerte, para proyectar tu personalidad y relacionarte. Las pasiones se descubren haciendo las cosas, encontrando tus habilidades y utilizándolas al máximo de tu inteligencia.

 

2.- Si ya sabes todo sobre tu negocio es porque todavía no sabes lo que no sabes

Es imposible saber absolutamente todo sobre cualquier tema o disciplina, de hecho aprendemos mucho más en el momento que aceptamos que no sabemos nada. A pesar de los buenos resultados en competencias internacionales Beth nunca dejó de prepararse, muchas veces a regañadientes, robando libros o revistas pero siempre con la convicción de que había algo más por descubrir, algún secreto o artilugio que solamente tenían los más grandes. Leyó todos los libros y publicaciones a su alcance, intercambió puntos de vista con sus amigos y mentores para comprender qué necesitaba hacer para conseguir su objetivo más grande.

 

3.- La competencia es una fuente de conocimiento muy potente que ayuda a crecer, no la desprecies

Un competidor es un estimulo, un mentor, es una fuente invaluable de aprendizaje. Ver a la competencia como un enemigo es una visión muy limitada que un emprendedor no puede permitirse. Imagina aprender de la experiencia de quién busca objetivos similares a los tuyos, que ha enfrentado los mismos problemas y en muchos casos descubierto algunas soluciones.

Más de una ocasión Beth enfrentó a competidores rusos, por muchos años los atleta soviéticos fueron considerados los maestros más grandes en la práctica del ajedrez, por supuesto el hecho de vencerlos es un estimulo importante, tanto que Beth llegó a cegarse por ese sentimiento, pero fue hasta que empezó a aprender de ellos que cambio su suerte.

 

 

i  n  t  e  r  m  e  d  i  o

¿Sabías que a Gambito de Dama le tomó 30 años para llegar a la pantalla?Sí, Allan Scott, su realizador, trabajo con 8 directores para presentar la idea a todos los estudios de cine y cadenas de televisión, la respuesta siempre era más o menos la misma: no es el momento, el ajedrez es aburrido, no tiene nada que atrape.

Finalmente llegó Netflix, apostó por la idea y en menos de 28 días sumó más de 68 millones de vistas. En verdad esta debería ser nuestra primera lección, si crees en tu idea nunca te rindas.

 

4.- Los emprendedores talentosos pueden tener buenos negocios, los emprendedores que forman buenos equipos tienen negocios extraordinarios

Como dice el dicho, si quieres ir rápido ve solo, si quieres llegar lejos ve en equipo. No había ninguna duda, Beth era la jugadora más talentosa, pero a pesar de ello la única manera de potenciar todas sus habilidades era jugando en equipo, al lado de grandes jugadores que la obligaban a pensar más, a imaginar diferentes escenarios y soluciones que de otra manera nunca habría desarrollado.

 

5.- Ser muy bueno en tu negocio es importante, ser diferente en lo que haces es todo

En industrias muy competidas ser el primero es una ventaja, pero ser diferente es mejor.

Pensemos en Apple: no fue el primero en lanzar un teléfono inteligente ni una tableta, espero, aprendió de la competencia y lanzó productos parecidos, pero suficientemente diferentes para distinguirse. Beth es brillante, pero el mundo del ajedrez está lleno de jugadores excepcionales. Personalidad enigmática, apariencia sofisticada y comportamientos inquietantes hacen de Beth el centro de atención en todas las competencias. Su mito se construye de logros deportivos y el enigma a su alrededor. Para el momento en que alguien la enfrentaba ya tenía una imagen construida más allá del tablero, una imagen de invencible.

 

 

P.D.  No voy a mentir, no soy aficionado, mucho menos conocedor del ajedrez, pero hay algo detrás de su estrategia que debe interesarnos a todos los que hacemos trabajo creativo. Si te interesa el tema te invito a ver Game Over: Kasparov And The Machine (Fin Del Juego: Kasparov y la maquina). Un interesante documental sobre los avances de la inteligencia artificial y la capacidad del humano sobre las máquinas, ¿o será al revés?
Comparte: