fbpx Skip to content

5 razones para emprender al menos una vez en la vida

Comparte:

Si hacemos una búsqueda del término “emprender” en internet, vamos a encontrar millones de artículos sobre las ventajas y desventajas de convertirse en un emprendedor. Por un lado, están los románticos -y muchas veces timadores- que te incitan a perseguir tu pasión a toda costa; a desarrollar una idea y vivir de ella trabajando 4 horas a la semana desde tu casa. Por el otro están los eternamente pesimistas que no quieren trabajar más de 8 horas diarias, prefieren lo que ellos consideran la seguridad que ofrece un empleo y creen que no tienen lo que se necesita para lanzarse en la búsqueda de algo diferente.

A mí ninguna de esas posiciones me satisface completamente, a pesar de que en parte estoy de acuerdo con las dos. Para mí, emprender es algo más amplio que empezar negocios y pretender ser millonario, tiene que ver más con la búsqueda de un estilo de vida que permita que te sientas realizado y vivas una vida feliz haciendo cosas que disfrutas y te hacen sentir orgulloso. Porque emprender se puede hacer de muchas maneras y en cualquier situación; como trabajador independiente, empresario o trabajando para alguien más.

Emprender significa que no prendes la computadora todos los días esperando un email que te ordena qué hacer, o que alguien más organiza tus horas, días y, en consecuencia, gran parte de tu vida. Emprender es iniciar un blog, un grupo de lectura, una banda de rock, proponer o diseñar un producto nuevo en la oficina o agruparse para mejorar como se hacen las cosas.

 

Emprender quiere decir que estás dispuesto a sacrificar, experimentar, equivocarte, escuchar, aprender y levantarte.

 

Si estás dispuesto a todo eso, tienes muchas más posibilidades de acumular más riqueza, conocer más y mejores profesionales, experimentar más aventuras y sobre todo a vivir una vida plena y en tus propios términos.

Si estás leyendo esto, es porque piensas distinto a la mayoría. Es probable que ya estés emprendiendo o estés a punto de hacerlo. Pero si no, te pido que por un momento pienses si sabes hasta dónde puedes llegar y de qué estás hecho en verdad, y sobre todo, que seas honesto contigo y con las personas que más quieres. Respira y piensa si les has dado todo lo que tienes y si han visto lo mejor ti, porque eso es lo que se merecen. Emprender te obliga a ello.

Insisto, no voy a hablar de ganar todo el dinero que tú quieras, no tener un jefe o trabajar desde cualquier parte del mundo, porque para mí esas son consecuencias de ser un buen profesional. Hoy voy a dedicar las 5 razones de la semana a los motivos por los que todos tenemos que emprender, por lo menos unos vez en la vida. Cuando lo hagas, ya veremos si puedes detenerte.

 

 

Razón 1: Para desafiarte a ti mismo y saber de lo que eres capaz

Realmente nunca estamos 100% listos para perseguir retos nuevos. Lanzarnos a lo desconocido muchas veces implica aprender nuevas habilidades o mejorar en las que ya tenemos. Desafiarnos a nosotros mismos nos obliga a llenar unos zapatos más grandes y ponernos a la altura de las circunstancias.

Vivir una vida tranquila y hacer siempre lo mismo sin experimentar cosas nuevas es un desperdicio. Por lo menos una vez en la vida estamos obligados a descubrir cuál es nuestro potencial y ver de qué somos capaces. Nos lo debemos a nosotros y todas las personas que nos han entregado su confianza.

 

Razón 2: Para definir tus prioridades y administrar el tiempo de acuerdo a tus intereses

La vida es tan corta que pasar el tiempo haciendo cosas que no son una prioridad para ti, es una irresponsabilidad. Emprender te obliga a redefinir cómo organizas tus días y hacer el mejor uso de todos tus recursos, incluso el más valioso: tu tiempo.

Por supuesto, vas trabajar más duro y probablemente jornadas más largas, pero si es en algo importante, te alimentará en todos sentidos, convirtiéndote en una persona más feliz y confiada. Quien esté cerca de ti se verá beneficiado de tu entusiasmo y pasión.

 

Razón 3: Para ampliar tu red de contactos y crecer profesionalmente

Como nadie es bueno en todo, emprender te obliga a buscar ayuda de profesionales con otras especialidades.
Incluso haciéndolo dentro de una compañía, como lanzar un producto o proyecto, te permite estrechar lazos con otros departamentos o buscar proveedores externos con los que antes no tenías relación. Si emprendes de manera independiente, lo primero que está en juego son tus recursos. Estás obligado a buscar al mejor proveedor dentro de tus posibilidades.

Cualquier que sea el caso, emprender es una oportunidad perfecta para mejorar tu habilidad de hacer “networking”. Colaborar es una de las dinámicas más enriquecedoras para cualquier profesional; abrir tus ideas a la crítica hará que te prepares mejor.

 

Razón 4: Para dejar un legado y darle una razón más a tu vida

Una de las satisfacciones más grandes que he experimentado es crear algo por mí mismo desde cero. Emprender te brinda esa oportunidad. Diseñar cosas que no existen o mejorar cómo se hacen es de lo más gratificante, y además queda para el beneficio de los demás.

 

Razón 5: Para diseñar el estilo de vida que más te gusta

¿Recuerdas los momentos más felices que has vivido en la vida?, ¿qué estabas haciendo?, ¿puedes hacer más de eso mismo?

Emprender es la única acción que te permite vivir en tus propios términos, diseñar tus días para favorecer las cosas que más te importan y causan placer.  No importante lo que sea, emprendiendo puedes conseguirlo.

 

Photo by Brooke Cagle on Unsplash

 

Recomendación especial:

Emprender es un estado mental que nos convierte en personas libres, por eso está directamente relacionado con nuestra mentalidad.
Hoy quiero despedirme recomendando esta extraordinaria charla TED de Carrie Green, “Programando tu mente para el éxito”, espero que te motive tanto como a mí y encuentres en ella una razón más para emprender.
(No olvides ajustar el video para ver los subtítulos en español)  

 


 

En inconfundibleMENTE nos preocupamos por mejorar todos los días. Por eso, estamos haciendo ajustes a Las 5 razones. Queremos compartir compartir contigo contenido de mayor calidad y mucho más relevante. También queremos hacer de nuestro boletín un espacio abierto al dialogo. No toma mucho tiempo y para nosotros hace una diferencia enorme si nos respondes a este email y nos comentas qué tipo de recomendaciones te han servido más o te gustan más, y por qué.

Nos interesan mucho tu opinión, preferencias, ideas y gustos 😉

 

Si caíste aquí de casualidad, o te suscribiste a Las 5 Razones recientemente y quieres consultar el archivo histórico (no pierden vigencia 😉), revísalo aquí.

 

Comparte: