6 buenas razones para empezar antes

Comparte:

Si hacemos una lista de las cosas que se necesitan para triunfar en algo específico, podemos mencionar el talento, la preparación, los estudios, las relaciones e incluso la suerte entre muchos más. No podemos negar que tener todos, o por lo menos alguno de ellos, ayudaría. Pero la verdad es que para ser exitoso en algo, lo único verdaderamente necesario es empezar.

Así de fácil: lo único fundamental para conseguir un objetivo es dar el primer paso, atreverse, equivocarse y corregir.

Tendemos a pensar que los grandes empresarios, los ejecutivos de alto nivel y todas las personas exitosas han elaborado un plan detallado y estratégico para alcanzar lo que buscan, que invierten tiempo, dinero y recursos en examinar cada pequeño detalle de una operación y analizar hasta el cansancio el siguiente paso que van a dar, pensamos que de esa manera se evitan por completo los obstáculos y sus días se convierten en un paseo por el parque. No es cierto, todos saben que es imposible reunir toda la información y conocimiento sobre algo, y que si quieren hacer cosas sorprendentes tienen que estar dispuestos a equivocarse.

 

Planear y prepararse ayudan principalmente por una sola razón: porque casi nadie lo hace, pero no son garantía absoluta de nada. La enorme ventaja es que si hay algo que marca la diferencia, esa acción está en tus manos, esa sencilla acción es decidir, jugártela, apostar a tu favor, lanzarte sin que alguien o algo diga que estás listo, que te han calificado.

Empezar antes de estar listo tiene mucho que ver con tu autoestima, con la confianza y seguridad de saber que eres capaz de aprender y hacer lo necesario para conseguir lo que quieres.

 

Pero si todavía no te convenzo, déjame decirte…

6 buenas razones para empezar antes de estar listo

 

1.- La experiencia es el mejor maestro

Puedes planear absolutamente todo lo que quieras, puedes anticipar cualquier pequeño detalle que aparezca en el camino, el problema es que tu planeación está hecha en base a lo que sabes, pero nadie conoce 100% un camino que no ha caminado. Si nunca has hecho algo, ¿cómo puedes anticipar los problemas que se pueden presentar?

Nadie puede anticipar qué sentirá o cómo reaccionará a lo desconocido hasta no vivirlo.

La educación es apenas una idea de lo que significa hacer algo, la experiencia es el mejor maestro para descubrir todo lo que se vive cuando haces algo.

 

2.- Los errores son enseñanzas

En algún sentido la vida también se trata de ir cometiendo errores y corrigiendo en el camino, porque la única manera de no equivocarse es no hacer nada.

Cuando aprendes de tus errores la enseñanza tiende a calar más hondo y en consecuencia a enseñarnos más.

Nadie es infalible, nadie vive la vida sin equivocarse, las personas más exitosas aprenden a corregir y regresar a su estrategia más rápido que la mayoría.

 

3.- Para tomar velocidad tienes que empezar

Podemos pasar mucho tiempo planeando y correr el riesgo de paralizarnos por hacer demasiado análisis, y claro nunca se termina de aprender de nada, por lo que el estudio y la planeación pueden prolongarse de manera infinita. Una vez que empiezas en algo que no conoces completamente estás obligado a moverte hacia delante porque el precio de regresar al punto de partida puede ser más caro.

La velocidad se adquiere únicamente cuando empiezas a cosechar pequeños logros, ese sentimiento te invita a alcanzar la siguiente meta y así sucesivamente.

 

4.- No hacer es más peligroso que hacer

La primera razón por la que alguien no empieza algo nuevo es porque tiene miedo de los riesgos, sin darse cuenta de que no empezar es más riesgoso en el mundo que vivimos. Si tú piensas que no debes tomar esa oportunidad porque no estás listo o, que no empiezas tu negocio porque no tienes todo lo que se necesita, te aseguro alguien más esta dando ese paso en ese momento.

Ser muy cauteloso y esperar hasta estar completamente listo garantiza muchas ventajas para tu competencia y que tú nunca conseguirás tus sueños.

 

5.- Las pasiones se descubren haciendo las cosas

Todos tenemos una idea de lo que significa ser o hacer algo, pero nadie lo sabe con realidad hasta que lo hace. Las pasiones y propósitos de vida se descubren haciendo cosas nuevas, intentando cosas que nunca ha hecho antes, conociendo personas diferentes y descubriendo qué haces bien.

Yo puedo pensar que tengo una pasión por tocar la guitarra, pero si no empiezo a hacerlo -aun cuando no tengo ninguna preparación – pues nunca lo sabré.

 

6.- Nada es perfecto, pero puede ser excelente

Seguramente has escuchado o conoces de alguien que no lanza su libro, escribe su blog o publica un video porque no está listo, por ue quiere asegurarse que cada pequeño detalle esté en su lugar y evitar las críticas o descontento. Permíteme reírme, no existe nada perfecto, incluso aquello que lo parece siempre tiene espacio para mejorar. Si no empiezas algo hasta que esté perfectamente perfecto seguramente nunca empezaras nada nuevo.

El secreto no es alcanzar la perfección, si no hacer cosas excelentes y mejorarlas en el camino.

 

Comparte: