fbpx Skip to content

6 Maneras sencillas de cuidar tu marca personal

Comparte:

Para bien o para mal, nuestra presencia en redes sociales, la creciente necesidad de crear contenido para muchas plataformas y la proactividad  de la mayoría de las personas buscando y consumiendo información permanentemente, nos ha obligado a cuidar la huella que dejamos de manera digital o presencial por donde pasamos.

Construir una marca personal sólida se basa en 4 principios básicos: la estrategia, la consistencia, la creatividad y la efectividad.

Todo lo que hacemos afecta de una u otra manera la impresión que dejamos en uno de esos principios, y a partir de ello la imagen profesional que vamos creando.

Nadie quiere dañar su imagen o edificar una representación profesional débil, por el contrario y eso sí, muy pocos son los que toman acción contundente para cuidar de manera seria el capital que representa la marca profesional.

Si todavía no tienes una estrategia definitiva de cómo hacerlo, no te preocupes, he preparado para ti una lista de acciones sencillas que puedes ejecutar para cuidar tu marca personal y diferenciarte de tus compañeros o de tu competencia.

 

Estas son las 6 maneras sencillas de cuidar tu marca personal

 

1.- Tómalo en serio

Hablar de marca personal se ha convertido en una prioridad. Puede ser que tú no lo consideres importante, pero nadie puede asegurar que para tus compañeros, empleadores, clientes o asociados sea igual.

Tu marca personal es un sinónimo de tu persona en el trabajo, ¿cómo quieres ser visto?, ¿qué esperas que piensen de ti? A partir de este momento, puedes considerar que todo lo que hagas o digas -incluso en tu vida personal o tiempo libre- afecta la imagen profesional que la gente tiene de ti.

Tómalo en serio, decide quién eres y elabora un plan para que todas tus acciones alimenten esa idea y la proyecten.

 

2.- Define claramente tus valores

Al mismo tiempo que definas qué tipo de marca personal quieres crear, tienes que identificar de manera muy clara los valores que vas a aportar a tu red de contactos. Cuáles son las ideas y conceptos que te van a proyectar más, y compartir tus acciones acorde a ello.

Piensa muy bien qué vas a aportar, qué te hace único, diferente e interesante.

 

3.- No mientas

¿Tengo que decir más? Ganar la confianza de alguien puede tomar años, pero una mentira -por pequeña que sea- puede derrumbar lo conseguido de inmediato.

Actúa siempre de manera transparente. No prometas cosas que no puedes cumplir únicamente para quedar bien. Una verdad, a pesar de ser difícil de aceptar, siempre será mejor que una mentira, que tarde o temprano saldrá a la luz.

 

4.- No permitas que las opiniones de otros te cambien

Es importante escuchar la opinión de otros, sobre todo mentores y asesores, pero ten en cuenta que a la menor provocación las personas intentarán cambiar tu visión y disuadirte de conseguir tus objetivos.

Si ya has definido claramente tus valores, las opiniones de otros deben ayudarte a reforzar tus conceptos o corregir estrategias, pero nunca modificar quién eres y qué quieres conseguir.

 

5.- Nunca olvides a tu red de contactos ni a tu equipo

Identifica muy bien a tu equipo y la gente a tu alrededor. Conócelos a detalle, aprende qué les preocupa, qué los inspira y qué es importante para ellos.

Preocúpate genuinamente por compartir tiempo de calidad con ellos y ayudarlos en todo lo que puedas para que consigan sus objetivos.

 

6.- No seas mediocre

Si lograste algo trabajando a medias, eres un afortunado. La competencia de hoy sencillamente no lo permite. Puede que no seas el mejor en todo, de hecho eso es una realidad, pero hacer siempre el mejor esfuerzo, entregar el extra y buscar la colaboración de los mejores, siempre dejará una mejor huella que hacer un trabajo mediano.

 

Image by TeroVesalainen from Pixabay

 

Conclusión:

Cómo nos vemos y cómo nos ven los otros no es siempre lo mismo, y es la combinación de ambas lo que resulta en nuestra imagen profesional.

Construir una imagen sólida tiene muchos beneficios en términos profesionales. Abre puertas a mejores y más oportunidades, te inscribe en la lista de los sobresalientes y te permite trabajar con profesionales exitosos, además de favorecer de manera directa tu desarrollo profesional.

No está en nuestro control lo que otros piensen de nosotros, pero sin duda nuestras acciones y trabajo influyen en la percepción que proyecta nuestro perfil profesional. Construye una imagen transparente a base de trabajo, pon en marcha tu mentalidad de crecimiento para mostrar tus valores y talento. Ponlos al servicio de los demás, es la mejor manera de impactar positivamente a las personas cercanas a ti.

 

Antes de cerrar la nota, te comparto dos acciones muy sencillas que ayudarán a crear una marca personal positiva:

  • Aprende
  • Comparte

Nadie se olvida de alguien generoso, siempre es bien visto y recibido. El conocimiento, guardado en la cabeza no sirve de nada, cuando se comparte y se pone al servicio de otros, nos ayuda a crecer.

 

Comparte: