fbpx Skip to content

7 acciones para terminar 2019 a todo vapor

Comparte:

El final de este 2019 no significa sólo terminar un año más, estamos cerrando una década. Un hecho que no pasa todos los días y no debemos dejar pasar a la ligera. Hay que celebrar, pasarlo con la familia, con las personas cercanas y hacer una evaluación del pasado. Es importante revisar qué hicimos bien y qué hicimos mal, dónde tenemos que corregir y dónde tenemos que mejorar.

Aprovechemos que el ritmo laboral de estos días baja, preparemos el camino y empecemos con más fuerza el año que va a arrancar. Terminar 2019 con energía es el mejor favor que puedes hacerte.

Conozco muy pocas personas que se toman el tiempo para cerrar sus pendientes y finalizar el año con firmeza. La mayoría de gente se instala en el estado de ánimo de celebración, poco o nada quieren saber del trabajo y asumen la posición de que lo que no se terminó ahora puede esperar. Pasan todo para los primeros días de enero y dejan que las fiestas tomen por asalto su calendario. Esos son los profesionales que empiezan sus años en desventaja, regresan a la actividad en enero para cerrar lo que estaba pendiente, y no se dan cuenta que el tiempo perdido no se recupera, y que quien cerró bien el año pasado, tiene muchas más ventajas y posibilidades de triunfar en el año que ahora comienza.

No dejes que diciembre se te vaya como agua entre los dedos, aprovecha todo el tiempo posible en actividades productivas. Cuando la mayoría no se mueve, incluso un pequeño paso te hará avanzar de manera significativa frente a tus compañeros y la competencia.

 

Cierra el año a todo vapor con estas 7 acciones:

 

1.- Haz un corte de caja

Esta es una de las acciones más provechosas que puedes hacer para cerrar el año con fuerza. Como nuestra educación financiera es mínima, muy pocas personas se toman la molestia de hacerlo, no lo consideran importante o creen que es una actividad únicamente de las personas muy adineradas.

Entender claramente dónde estás parado financieramente traerá certidumbre a tu vida, además de permitirte planear mejor tus siguientes movimientos. Incluso cuando el año cierra mal económicamente, saberlo es el primer paso para poner remedio.

Si aprovechas que la mayoría de las tarjetas de crédito y cuentas de cheques emiten un estado de cuentas anual, no debe tomarte mucho tiempo. Revisa y analiza todos tus ingresos y egresos para identifícalos por categoría y hacer una radiografía completa de tus principales fuentes ingresos y entender con claridad dónde lo estás gastando. Presta especial atención al porcentaje que ahorraste y cómo puedes utilizarlo para generar más riqueza el año que entra.

 

2.- Cierra filas con tu equipo y clientes

Antes de que termine el año, tienes que hablar de manera personal con tu equipo y tus clientes o tu jefe directo. No se trata de la reunión de evaluación y planeación estratégica para el año que entra, aquí la intención es únicamente estrechar los lazos y fortalecer el compromiso de colaboración. Muestra tu interés por seguir trabajando juntos, descubrir y resolver retos nuevos que hagan crecer a todos los involucrados. Envía de manera clara el mensaje que tu compromiso es trabajar en equipo y que estás ahí para colaborar.

Mi recomendación es que lo hagas de la manera más informal posible, pero tampoco puede ser durante la comida de cierre de año, tiene que ser un ambiente amable donde todo el mundo se sienta cómodo y pueda participar abiertamente.

Estrechar los lazos de colaboración y amistad con tu red de contactos te coloca de manera inmediata en una mejor posición para alcanzar más objetivos.

 

3.- Identifica las oportunidades personales y profesionales para crecer en 2020

Los momentos con menos actividad son los que permiten pensar con mayor claridad. Toma ventaja de estos días para hacer un análisis sincero de tu desempeño completo en 2019. Escribe en una hoja qué hiciste bien, qué hiciste mal y qué dejaste de hacer. Mi recomendación es hacer este ejercicio en varios días, revisarlo, analízalo y volver a revisarlo.

Es probable que de manera inmediata no identifiques oportunidades de crecimiento, pero el tiempo pone las cosas en perspectiva y permite que las ideas maduren. No pienses exclusivamente como mejorar tus debilidades, dedica más tiempo a ver cómo potenciar tus virtudes, es ahí donde puedes crecer de manera más sostenida. No se puede ser bueno en todo, piensa en dominar mejor que nadie un par de habilidades, eso te hará mejor profesional que la mayoría.

 

4.- Elabora una lista de habilidades, cursos o emprendimientos para 2020

Vivimos en la era de la información y el conocimiento digital. Imagino que, como la mayoría de personas, disfrutas las bondades del acceso al contenido digital en muchas plataformas. Sepárate del montón que sólo consume entretenimiento, y antes de terminar el año identifica qué cursos, seminarios o videoconferencias vas a cursar el año que entra.

De ser posible, pasa de consumidor a productor de contenido. Si todavía no lo tienes, empieza por crear un blog, podcast o canal en YouTube, ya es momento de dejar una huella digital con tu trabajo y puntos de vista.

Si lo dejas para enero, te garantizo que no va a suceder, diciembre es perfecto para identificar estas oportunidades y plantear los primeros pasos para hacerlo suceder.

 

5.- Ordena tus cajones y tu escritorio

Es imposible ser productivo si tienes el escritorio, la computadora o la cabeza llena de escombro. El mito del desorden como característica de la creatividad quedó desmentido hace mucho tiempo.

Limpia los cajones de tu escritorio y el de la computadora. Desecha la información que no necesitas o archívala en carpetas de fácil acceso.

Tener acceso inmediato a la información relevante que puedes necesitar el año que entra no tiene precio.

 

6.- Afina tu perfil digital o el de tu negocio

Con el paso del tiempo vamos aflojando en algunas estrategias. Lo que empezó muy bien en enero, ya para noviembre puede ser una verdadera verbena.

Revisa tus perfiles en redes sociales, la página web de tu negocio y asegúrate que todos los mensajes e imágenes sean consistentes y esté toda la información actualizada. Recuerda que posibles clientes, futuros empleadores y socios comerciales van a revisar tu perfil digital antes de hacer cualquier negocio contigo. Tienes que asegurarte de que tus valores e intereses se vean reflejados en todas tu presencia en línea.

Utiliza algunas horas de los últimos días del año para hacer los ajustes necesarios y dejar todo trabajando como una maquinita de reloj. Enero es uno de los meses con mayor actividad en redes, no permitas que una mala administración tus perfiles o páginas web confunda a tus colaboradores o clientes potenciales.

 

7.- Programa tiempo para hacer una evaluación detallada del 2019 y planear 2020

Por último, pero no menos importante, separa el tiempo necesario para hacer la evaluación completa de 2019 y establecer objetivos para 2020.

Como hacerlo es motivo de otro programa y otra nota del blog, ahora lo único que te pido hacer es identificar los días y horas que vas a reservar específicamente para ello, y márcalos como importantes e inamovibles en tu calendario.

Terminar el año con un buen análisis y una estrategia para 2020 es una de las mejores acciones que puedes tomar para impulsar tu carrera.

 

Photo by Christin Hume on Unsplash

 

Conclusión:

Analizar de manera honesta y crítica el año que termina y elaborar un plan de desarrollo para el año siguiente es muy provechoso y necesario si estás comprometido con tu desarrollo y la búsqueda de un estilo de vida próspero. No lo eches en saco roto ni lo tomes a la ligera, administra bien los días de diciembre para celebrar, convivir e invertir tiempo en tu carrera y futuro.

 

Antes de despedirme tengo para ti otra idea, una acción sencilla que puede parecer insignificante pero no lo es. Piensa el efecto que ha tenido en ti cuando te lo han hecho:

Sorprende a tu equipo o clientes

No tiene que ser algo grande o caro, tiene que ser un detalle personalizado e importante. Dales una tarde libre, invítalos al cine, etc.

 

 

Otras notas que pueden interesarte:

¿Por qué no alcancé mis objetivos del año?

4 consejos para mejorar tu habilidad de enfocarte

Qué es la “fatiga de decisión” y cómo evitarla

Concéntrate en resultados, no en tareas

Los errores más comunes que cometes manejando tu tiempo

 

Comparte: