fbpx Skip to content

¡A comer se ha dicho! 5 lecciones de emprendimiento de Street Food Latinoamérica

Comparte:

Pasamos tanto tiempo queriendo ser algo popular, que no vemos las posibilidades que tenemos cuando dejamos de ser lo que no somos.

 

A simple vista, Street Food Latinoamérica parece un programa más de comida, pero cuando te atrapa te das cuenta que no es así. El éxito del programa está en la narrativa de sus seis episodios: se trata de la historia de los profesionales de la alimentación que acompañamos. Street Food Latinoamérica no pretende ser otro programa acartonado con chefs super modelos y brazos tatuados; la comida orgánica y las locaciones que arrebatan el aliento tampoco son importantes, mucho menos los platillos creados quirúrgicamente con porciones diminutas. No, la serie no celebra la perfección fabricada, sino que consagra la excelencia del trabajo hecho con pasión. Lo importante es descubrir qué hay detrás de nuestra comida de todos los días, por qué resulta tan especial, tan cálida y humana, además de estupenda, auténtica e irrepetible.

No voy a mentir, si te gustan los programas de comida esta es una serie para ti, la vas a disfrutar mucho. Pero si además te mueve conocer gente, entender la naturaleza humana y aprender un poquito más el mundo que vivimos, sencillamente no te la puedes perder. Aparta 3 horas este fin de semana para darte una vuelta por las calles de Buenos Aires, Argentina; Salvador, Brasil; Oaxaca, México; Bogotá, Colombia; Lima, Perú y La Paz, Bolivia. Te garantizo un buen viaje, por lo menos enriquecedor y educativo. Esta vuelta por Latinoamérica te hará sentir orgulloso y lleno de esperanza aún cuando nunca hayas recorrido sus calles. Saber que a pesar de los golpes que se han recibido, detrás de cada pequeño negocio hay personas enteras, sensibles, valientes y generosas es la mejor noticia que puedes tener.

 

Las 5 razones de esta semana están dedicadas no solamente a los protagonistas de Street Food Latinoamérica, sino a todas y cada una de las personas que preparan y venden alimentos en la calle: ¡gracias por las lecciones infinitas!

 

 

Estas son las 5 lecciones de emprendimiento de Street Food Latinoamérica:

 

 

 

1.- Haz algo que te apasione, pero sobre todo, haz algo en lo que eres bueno

Una de las primeras recomendaciones para alguien que quiere emprender es hacer algo que le apasione. Es natural, emprender es muy sacrificado, se invierten muchas horas y se sacrifican comodidades y privilegios, es más fácil hacerlo cuando haces algo que te gusta mucho. Pero el mejor consejo es hacer algo en lo que eres bueno y mejoras constantemente. Solamente así conseguirás un espacio entre los mejores de tu industria.

Las historias de Street Food Latinoamérica lo dejan muy claro: para muchas de ellas era la única oportunidad, pero su crecimiento se debió a su buen desempeño más que a su gusto por preparar comida.

 

2.- Ve a donde está tu consumidor, no intentes que el consumidor venga a ti

Uno de los principales atributos de los pequeños negocios es su agilidad: reaccionar y moverse rápidamente para aprovechar una oportunidad o corregir un error.

La comida que comemos en la calle lo sabe hacer muy bien, nunca intenta que vayamos a ella, ella viene a donde estamos nosotros, se ponen en nuestro camino, nos encuentra en el paso y hace nuestro trayecto más llevadero, incluso agradable.

 

3.- El producto es el mejor plan de marketing

En los negocios pequeños el recurso más escaso siempre es el dinero, nunca existe suficiente y mucho menos para hacer algún tipo de marketing. Aprovechando la velocidad y penetración de las redes sociales, la comida de calle convierte a su producto en la principal pieza de marketing, hacen que el producto hable por sí solo.

Cuando los entusiastas de la comida descubren algo extraordinario, sienten la necesidad de compartirlo con todos sus contactos antes que nadie. Vivimos en la era en la que haces al mismo tiempo tu producto y tu compañía de marketing.

 

 

4.- Siempre hay espacio para una propuesta nueva

¿Puedes imaginar un negocio con más competencia que la comida callejera? Cuando caminas por las calles de Lima, Ciudad de México o Bogotá y prácticamente cualquier capital de Latinoamérica, te das cuenta de dos cosas: es imposible encontrar un espacio vacío y al mismo tiempo es posible comer todo tipo de comida prácticamente en la calle. Esta no es razón para que todos los días abran negocios nuevos, ofreciendo el mismo producto que puedes encontrar si caminas unos minutos más. ¿Por qué? Porque cuando haces tu producto con el corazón es imposible que alguien lo copie.

Ninguno de los negocios en Street Food Latinoamérica es completamente revolucionario o innovador, pero eso no les impidió empezar, desarrollarse y triunfar.

 

5.- Empieza con los recursos que tienes y mejora en el camino

Una combinación de necesidad y arrojo hacen de los emprendedores de Street Food Latinoamérica un ejemplo perfecto de la manera de empezar un negocio. No es necesario tener todos los recursos o un producto perfecto. No se necesita ser brillante para empezar, pero se necesita empezar para ser brillante.

Sea como sea, lo más importante es dar el primer paso, lanzarse, aprender en el camino y corregir lo más rápido posible cualquier inconveniente.

 

 

P.DTengo que confesar que sí, he visto muchos programas de comida, por encima de todo me gustan por la oportunidad de viajar a través de ellos. Me fascina ver a la gente y la pasión con la que hacen su trabajo. Mi programa favorito del género es Parts Unknown con Anthony Bourdain. Si no lo has visto, ojalá tengas la oportunidad de hacerlo, está disponible en muchas plataformas de streaming.

Y tú, ¿tienes algún programa favorito de comida? ¿Me cuentas cuál es? Mándanos tus comentarios aquí o a través de nuestras redes.

 

Si te gustan Las 5 Razones y otras del blog, compártelas con tus contactos y en tus redes sociales, te lo agradeceremos, y esperamos que ellos también 😉

 

 

Comparte: