fbpx Skip to content

6 acciones a tomar de manera inmediata en medio de una transformación

Comparte:

No pierdas el tiempo pensando si algo va a cambiar en tu vida o tu trabajo a partir de ahora. La historia nos ha demostrado que las revoluciones son el terreno perfecto para introducir tecnologías nuevas, modificar costumbres, cambiar patrones de conducta o sencillamente probar ideas originales.

Si no te has dado cuenta, los cambios ya están ocurriendo y, en muchos casos, la mayoría de personas ha sido obligada a incorporarlos en su día a día. Te aseguro que no hay marcha atrás, una vez que algo revolucionario se convierte en masivo, no hay manera de encapsularlo otra vez.

 

Quieras o no, estés listo o no, hoy has tenido que adaptar un pequeño espacio para trabajar en casa, has aprendido a organizar videoconferencias, a funcionar bajo el multitasking, e incluso seguramente has hecho el pedido del supermercado desde tu computadora. Es apenas el comienzo. Estas habilidades, costumbres o rutinas llegaron para quedarse, y serán indispensables para funcionar profesionalmente en adelante.

Los recientes anuncios de Twitter, American Express y Barclay, entre otros grandes corporativos, nos sugieren que el trabajo desde casa es el preámbulo de una serie de transformaciones en el ámbito laboral. Más pronto de lo que imaginamos, alguien se cuestionará la necesidad de mantener oficinas corporativas exorbitantes, equipos de trabajo numerosos o tiendas físicas donde cada día habrá menos compradores reales.

 

Lo que vivimos es la coyuntura perfecta para transformar de manera radical la forma en que trabajamos y cómo nos relacionamos con lo que hacemos. Este es el terreno más fértil que podíamos suponer para que la inteligencia artificial tome por asalto todos los espacios de la vida.

No voy a jugar a la futurología, no tengo certeza alguna de la dimensión de los cambios, pero por grandes que sean no me asustan, porque cuando la transformación es extraordinaria, las oportunidades también lo son.

Sinceramente creo que a pesar del dolor que estamos viviendo, si nos preparamos, este es un momento único de crecimiento. Es la oportunidad de tomar la iniciativa, identificar oportunidades de negocio o modificar la manera en que hacemos el trabajo. Vamos a rescatar nuestros valores y fortalecer nuestras habilidades. Es momento de poner manos a la obra.

 

 

6 acciones que tienes que tomar de manera inmediata en medio de una transformación

 

1.- Considerar tu salud y la de tu familia la prioridad numero uno

No sabemos la magnitud de los cambios, lo que si sabemos es que cuando nuestra estabilidad laboral o financiera es comprometida la carga de estrés se incrementa, y para sobrepasarla más rápido nada como estar en plena forma física y mental.

Es momento de revisar tu seguro de salud y si es necesario hacer ajustes, tener la tranquilidad de una buena cobertura no tiene precio.

Nada que tenga que ver con la salud de la familia es un gasto, servicios médicos y una buena alimentación es una inversión que al mediano y largo plazo siempre paga buenos dividendos.

 

2.- Refuerza tu red de influencia

La transformación digital ha incrementado el trabajo en equipo de manera sustancial y nada parece indicar que esto va a cambiar.
Al contrario, todos los analistas coinciden que el trabajo colaborativo será otra particularidad del nuevo paradigma.

Es momento de fortalecer nuestra relación con el equipo, los clientes y colaboradores. Preocúpate de manera genuina por ellos y muestra tus valores, habilidades e intereses.

No pienses en obtener beneficios de manera inmediata, planta un árbol en cada relación y aliméntalo todos los días, solo así verás los frutos cuando más los necesites.

 

3.- Realizar una evaluación completa de tus finanzas

Los momentos de transformación siempre tienen curvas inesperadas, antes de que eso pase has una evaluación completa de tus finanzas.

Incluye las perdidas que hayas tenido en los últimos meses y planifica los gastos de los próximos 6, 18 y 24 meses.

Sin hacer una oda la penuria recorta todos los gastos innecesarios por un tiempo, nadie tiene certeza sobre lo que pueda pasar, aumentar tus ahorros e inversiones es la manera más inteligente de comprar tranquilidad y enfoque para sumarte al cambio en lugar de sufrirlo.

La economía siempre ha tenido buenos y malos momentos, todos los ajustes que hagas pueden ser temporales, nada más es cosa de disciplina.

 

4.- Analizar de manera integral el estatus de tu negocio o trabajo

Ya platicamos los primeros cambios que se han anunciado en materia laboral, también sabemos de grandes compañías anunciando su bancarrota, sabemos que no son los últimos y muchos más se verán en el mediano y largo plazo.

Es momento de imaginar el futuro, hacer las preguntas difíciles para hacer los ajustes necesarios. Imagina si tu producto o servicio seguirá siendo indispensable en los próximos años, si se puede hacer de manera más eficiente o barata. Compara con otras industrias y ten en cuenta que si no eres tú, alguien más está pensando como transformar tu trabajo. Nada ni nadie tiene el futuro seguro, es muy probable que el trabajo que haces hoy se haga de otra manera muy pronto, es momento de preguntarse si es lo que quieres hacer o al mismo tiempo que eso pasa tu preparas tu salida y aterrizas en otro lugar antes de que te obliguen a saltar sin paracaídas.

 

5.- Ajustar tus rutinas y prioridades

Hasta hace unos meses nadie imaginaba que tantas personas trabajaran en casa de tiempo completo, pero sobre todo nadie imaginaba que la productividad se mantuviera.

¿Qué salió bien y que salió mal? ¿qué puedas cambiar?, ¿es tu casa un lugar funcional para trabajar?, ¿puedes ahorrar tiempo e invertirlo en algo personal y productivo?.

No dejes pasar más tiempo, el mundo no está en pausa, reorganiza tus prioridades y a partir de ellas construye tu agenda, rutina y hábitos.

 

6.- Designar tiempo de calidad al aprendizaje y autoeducación

Somos privilegiados por vivir una era de retos y oportunidades. No hace falta más que disciplina y determinación para entender lo que está pasando en el mundo, y participar de los cambios en lugar de ser testigo o víctima de ellos.

Es triste y curioso pensar que cualquier carrera universitaria es prácticamente obsoleta incluso antes de ser terminada, a menos que tomemos en nuestras manos la responsabilidad de prepararnos, actualizar nuestros conocimientos e incorporar nuevas competencias.

El conocimiento está ahí, disponible para quien quiera tomarlo, la decisión es de cada uno.

Aprender cosas nuevas, exponerse a ideas frescas y revolucionarias es en cierta medida la fuente de la eterna juventud. No se tú, pero yo quiero estar en condiciones para ver, vivir y participar de los cambios que se avecinan.

La autoeducación es un hábito que me lo garantiza, ojalá lo hagas tú también.

 

Photo by Nikola Jovanovic on Unsplash

 

Conclusión

Estamos sumergidos en la mayor transformación laboral que haya vivido nuestra generación. Muchas cosas todavía son inciertas, muchas no dependen de nosotros y por eso mismo no tienen que preocuparnos.

Es momento de ocuparnos de las cosas que están ciento por ciento en nuestro control. Es momento de fortalecer los hábitos y rutinas que nos hacen más inteligentes emocionalmente. Es el momento de prepararnos lo mejor posible, porque las reglas del juego son otras. Como dicen los atletas, cuando tú no te estás preparando tu competencia sí, y cuando te encuentres con él ya sabes quién va a ganar.

 

Y para ti que llegaste hasta el final de esta nota, quiero compartir una herramienta más. Tiene que ver con el boletín de inconfundibleMENTE. En la entrega del 1 de mayo compartimos 5 documentos sobre el futuro del trabajo. Qué está pasando, cómo está cambiando y hacia dónde va.

Si no lo has visto, te invito a que lo hagas. Es muy importante para entender qué papel quieres y vas a jugar en el diseño de tu vida.

 

Comparte: