fbpx

5 pasos para definir y reforzar tu marca personal

Comparte:

 

Todos y cada uno de nosotros tenemos un sello con el que se nos identifica en el mundo profesional y laboral. Independientemente de cual sea tu trabajo o negocio, es indispensable que tengas una marca personal bien definida y potente, esto es primordial para tener un buen avance en tu carrera.

 

Marca personal es el conjunto de atributos que te distinguen como profesional, aquello que te hace destacar en el mercado laboral o empresarial. Es la forma en que la gente te percibe en relación al trabajo que haces.

 

Tu marca personal es el sello que te distingue más allá de los trabajos o negocios que tengas a lo largo de la vida. Además de la reputación y valores universales -como la honestidad, la eficiencia, la innovación o la transparencia-, lo que debe definir tu marca personal es qué tipo de competencias profesionales tienes, tanto las que has acumulado como las que vas desarrollando. Esto determinará hacia dónde quieres cultivar tu marca y tu propuesta de valor.

 

Photo by rawpixel.com from Pexels

 

5 pasos para definir y reforzar tu marca personal

 

1.- Conocer el estado actual de tu marca personal

El primer paso es saber dónde estás parado. Lo más fácil es preguntar a amigos y colegas cercanos cómo te perciben en relación al trabajo que haces, gente que sepas que te responderá con absoluta sinceridad. Pregúntales cuáles son tus principales características como ejecutivo o profesional, qué cualidades destacan más de ti en el día a día de tu trabajo.

 

  • ¿Eres reconocido por ser muy creativo, propositivo y das ideas innovadoras?
  • ¿Eres el colega al que todo mundo recurre para que los ayudes a aterrizar un problema, partirlo en trozos pequeños y poderlo resolver más fácil?
  • ¿Eres alguien que ante todo muestra eficiencia, claridad y organización, aunque no se distinga por proponer e innovar?
  • ¿Recibes bien las opiniones contrarias o tiendes a rechazar las ideas que te retan?
  • ¿Te gusta seguir a los líderes o prefieres liderar tú?

 

Es posible que te lleves algunas sorpresas y veas gran diferencia entre lo que tú crees que eres, y lo que la gente percibe de ti, pero estas respuestas sin duda arrojarán más luz sobre lo que necesitas para trabajar en tu marca personal.

 

2.- Introspección y definición de los pilares de tu marca

Haz una introspección y define con claridad estos aspectos básicos:

 

  • Cuáles son tus principales características como profesional. Tus fortalezas, debilidades, valores y principios. No olvides detallar tus habilidades y competencias específicas.
  • Cuál es tu trabajo ideal o tus clientes ideales.
  • Qué cosas concretas te motivan y te apasionan de tu trabajo (y cuáles prefieres no seguir cultivando).

 

Con toda la retroalimentación que recopilaste con el sondeo del punto 1, más las respuestas detalladas a estas 3 preguntas de introspección, deberás tener la información más importante para guiar tus pasos y definir la marca personal con la que quieres posicionarte.

 

3.- Construye -o reconstruye- tu presencia en línea

Aunque la interacción personal es primordial en la definición de nuestra marca, en el mundo de hoy es vital tener una presencia online sólida y congruente. Eso representa ampliar exponencialmente tu espectro de influencia más allá de tus colegas, clientes o gente con la que sueles interactuar por trabajo.

 

Ya sea que trabajes para una empresa, que tengas tu propio negocio o seas freelancer, es indispensable que mantengas una cuenta online de carácter profesional.

 

Actualmente LinkedIn es la plataforma social líder en ese ámbito. Te recomiendo que abras una cuenta o que optimices la que ya tienes (a veces es peor tener un perfil a medio construir o abandonado que no tener nada). Aquí encuentras unas recomendaciones sencillas de cómo hacerlo.

Hoy por hoy, la búsqueda de profesionales se concentra sobre todo en LinkedIn, no te pierdas la gran oportunidad de estar ahí y ser visto y encontrado. Además, es una gran plataforma para publicar, compartir y leer notas interesantes sobre tu industria o temas relativos al mundo profesional en general (y sin son de tu autoría, mucho mejor). Toma un papel activo en LinkedIn, conéctate con colegas del pasado, amplía tu red de contactos y comienza a interactuar con el contenido que la gente publica. Hazte presente, ponte en el mapa.

(Sobre las demás redes sociales, en un artículo futuro revisaremos a detalle cómo manejar las otras plataformas, porque el tema amerita más de lo que podemos destinarle en esta nota).

 

4.- Mantente actualizado, analiza tu competencia y toma inspiración

Hoy por hoy, internet nos ofrece un recurso único para poder estar al día del quehacer de nuestra industria.

Podemos ver tendencias de mercado, conocer nuevos jugadores en nuestro sector e incluso poder analizar muy de cerca a la competencia sin que se percaten de ello.

Es importante que destines un rato al día o un bloques de tiempo a la semana para revisar los websites, blogs y redes sociales de los líderes de tu industria, de tus competidores y/o de empresas o profesionales que admiras.

En Twitter te recomiendo hacer listas, así no necesitas ver tu feed general, sino filtrar por intereses o tipos de contenido. También te recomiendo poner alertas en Google Alerts, donde puedes monitorear, por ejemplo, tu nombre, el nombre de tu empresa o negocio, o cualquier otra marca o interés particular del que quieras estar avisado. Para ello sólo necesitas un Gmail, y puedes fijar también con qué frecuencia quieres recibir esas alertas y demás criterios de búsqueda.

 

5.- Dale un impulso a tus relaciones públicas, perfecciona tus habilidades de networking

De poco serviría optimizar tu marca personal si no fuera para difundirla de la mejor forma posible. Aquí es donde una red de contactos amplia juega un papel preponderante. No me refiero sólo a la gente que has conocido a lo largo de tu experiencia laboral, sino a todos aquellos profesionales con los que te podrías conectar a partir de colegas en común o de intereses compartidos.

En primera instancia, asegúrate de conectarte con tus colegas y clientes del pasado y actuales a través de tu perfil de LinkedIn, o de alguna otra red social si ellos no estuvieran en ésta. Una vez que detectes a la gente que destaca por su manejo, posición o con la cual quieres estrechar lazos, muéstrate proactivo y comienza a reaccionar a sus publicaciones, incluso envíales notas breves para reconectarte de forma casual. Ojo, no les saltes a la yugular a la primera oportunidad pidiéndoles referencias o recomendaciones de trabajos, ni mucho menos les promuevas o les trates de vender algo. Especialmente si tienes varios años sin hablarte con ellos, el acercamiento debe ser paulatino y casual, para poder establecer una nueva relación de confianza de interés mutuo.

Cuando te interese conocer a alguien con quien estás relacionado en algún grado a través de un amigo o colega, puedes pedirle a tu conocido que te presente con la persona, sobre todo si tienes un argumento fuerte y atractivo, algo que pueda ser del interés de la persona. Siempre ten en mente que puede haber una negación de tu conocido a presentarte, o incluso que la persona en cuestión decline ser presentado. Pero no ceses en el intento y sigue ahí presente. Probablemente un día se logren alinear las fichas para que vayas contactándote con la gente que más te interese.

 

 

Image by StartupStockPhotos on Pixabay

 

 

Si sigues este plan de acción básico, en pocos meses notarás una diferencia radical. No sólo te lo comentarán tus colegas o clientes, sino también te sentirás más seguro en tu interactuar cotidiano con la gente. Incluso podrás buscar más fácilmente un cambio de trabajo, independizarte o empezar nuevos proyectos como emprendedor.

 

Es indiscutible el peso tan importante que tiene lo que proyectamos. No permitas que la gente perciba de ti un profesional ambiguo o poco definido, encárgate de mostrar una marca personal contundente que te abra paso y te consolide en el terreno profesional. Es una labor que nunca acaba, pero es apasionante desde que la comienzas.

 

Comparte:
×
¡Regístrate en InconfundibleMENTE!