fbpx

¿Por qué inconfundibleMENTE? Nuestro cambio de marca va más allá del nombre

Comparte:

 

¿Por qué hemos cambiado de “Inconfundiblemente Latino” a “inconfundibleMENTE” en el podcast, blog y boletín?, ¿qué puedes esperar a partir de los cambios?, ¿a dónde vamos en este viaje?

 

Para contar la historia de inconfundibleMENTE tengo que regresar en el tiempo casi 8 años, cuando descubrí por primera vez el podcasting. Desde el primer momento entendí que era un medio perfecto para mí. Me encanta conocer gente, escuchar sus puntos de vista, aprender de todas las situaciones, formar equipos y compartir mis ideas para enriquecer las conversaciones. La radio convencional no ofrecía la libertad que me daba producir un podcast, donde el límite es la capacidad e imaginación de quien lo produce, así que me puse a trabajar.

A pesar de todo, el proyecto estuvo en espera demasiado tiempo. En su camino se atravesaron muchas cosas, entre otras, que mi carrera profesional en el mundo corporativo iba muy bien. Parecía tonto dejar algo seguro para empezar una aventura, aunque hoy sigo pensando que debí empezarlo antes. Pero para verlo positivamente, pienso que adquirí más experiencia, que hoy se refleja en el programa. Sin duda los episodios son mejores que lo que podían haber sido hace 8 años, porque en esos años crecí como profesional. La cosa es que finalmente, hace poco más de 2 años, la idea vio la luz.

 

El primer día de septiembre de 2016 fue la fecha en la que se publicaron los primeros programas, en ese momento lo llamamos “Inconfundiblemente Latino”.

Viviendo en Estados Unidos y pensando en el mercado latino de este país, la idea original era entrevistar profesionales de origen hispano que habían destacado en el mercado americano en todo tipo de industrias, aprender de su experiencia y compartir su sabiduría, para que más personas alcanzarán sus metas evitando sobresaltos.

Muchos de los objetivos que nos pusimos en ese entonces se ha cumplido. Inconfundiblemente Latino me permitió conocer profesionales exitosos en muchas industrias, aprender de ellos, hacer amigos nuevos donde nunca habría imaginado y compartir su sabiduría con nuestra comunidad.

 

Además, la audiencia de ICL -como lo abreviamos-, crecía de manera sostenida, no solamente en Estados Unidos sino en muchas partes del mundo. Eso fue la primera chispa que me hizo pensar que tenía que abrir el abanico e incorporar profesionales de todas partes. A fin de cuentas la experiencia de esos profesionales se puede aplicar sin importar en qué país estés, mientras entiendas este idioma.

También empecé a notar que si bien todos los entrevistados eran profesionales talentosos, lo que verdaderamente los hacía destacar es que son únicos, y que habían logrado crear un estilo de vida en el que sus talentos y habilidades se multiplicaban, en vez de ceder para encajar en un sistema que los limitaba. Es decir son diferentes, son inconfundibles.

 

El círculo se cerró, confirmé una idea que había utilizado siempre que hacía marketing:

Para triunfar se necesita talento, información y mucho trabajo, para encontrar una voz diferente e irrepetible.

 

Asimismo, validé que estas condiciones no son exclusivas de un grupo selecto de personas que nacen con condiciones especiales, es algo que todos podemos desarrollar si nos lo proponemos. Y cuando digo todos, es en serio, todos, contigo incluido.

Basado en mi experiencia anterior, esta vez no quise esperar tanto tiempo para hacer los cambios. Me propuse incorporar más invitados, inclusive algunos no latinos pero que tengan algo interesante que aportar. Igualmente, pensé en poner más de mi formación y crear un concepto donde las personas interesadas en mejorar su situación personal y profesional, encuentren los recursos necesarios para mejorar su trabajo o negocio, incrementen su productividad y diseñen un estilo de vida donde no solamente tengan algo para vivir, sino que crezca lo mejor de cada uno de nosotros.

 

Así, desde hace algunas semanas, Inconfundiblemente Latino crece y se convierte en inconfundibleMENTE, una plataforma donde empresarios, ejecutivos y freelancers, encuentran información, recursos, consejos y una guía para impulsar su desarrollo.

 

 

Todo el contenido que creamos y compartimos tiene la tarea de fomentar una mentalidad de crecimiento y aprovechar el talento de cada quien al máximo. Si se puede crear un estilo de vida que nos llene e inspire a crecer y ser mejores, de eso se trata inconfundibleMENTE, de aprovechar la experiencia y sabiduría de otros para encontrar tu voz, tu camino, el que funciona para ti y para nadie más.

Ahora, en inconfundiblemente.com, podrás encontrar todas las semanas al menos dos episodios del podcast y dos o tres artículos en nuestro blog. Muy pronto estaremos ofreciendo cursos y seminarios para mejorar tu productividad, hábitos personales, capacidad para tomar decisiones, y formar una rutina de trabajo sana y productiva entre otros.

Este cambio de marca no es sólo un nombre nuevo sino una mayor cobertura. Nacimos como un podcast, sí, y seguirá siendo un pilar vital, pero inconfundibleMENTE es una plataforma de contenido más amplia.

 

Nuestro blog, que también ha vivido en el website desde hace más de dos años, toma ahora un papel más protagónico con la inyección de más contenido, de artículos con enfoque específico en los temas que más han interesado a nuestra audiencia. Y, como comentaba, con la incorporación de cursos, publicaciones digitales y otros materiales de apoyo.

Este tiempo nos ha ayudado a conocer a nuestra audiencia y a entender sus necesidades, pero es una labor que nunca termina y queremos seguir creciendo con ustedes.

 

InconfundibleMENTE se enriquece también del trabajo de más expertos. Estamos finalizando los detalles para tener colaboradores permanentes en el podcast. En el blog podrán seguir leyendo todas las semanas mis artículos y los de Ana Luisa Patiño, y pronto también escritores de otras plataformas. En pocas palabras, inconfundibleMENTE es ¡ICL en esteroides 💥!

Si no lo han hecho, les recuerdo que se unan a la conversación en todas las redes sociales, ya sea en mis cuentas personales o en las de inconfundibleMENTE, donde compartimos información exclusiva que estoy seguro será de su interés. Estamos en Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn. Visiten inconfundibleMENTE.com para encontrar los enlaces a todas nuestras redes.

No me resta más que agradecer su atención, mandarles un abrazo -especialmente para los que nos siguen desde los orígenes de ICL- e invitarlos a seguir este viaje juntos.

Estoy convencido que en inconfundiblemente vas a encontrar la guía que necesitas para crear un un estilo de vida pleno, en el que crezcan tus ideas y pasiones, donde la creatividad te ayude a alcanzar tus objetivos y encontrar tu mejor versión.

 

Comparte:
×
¡Regístrate en InconfundibleMENTE!
¡Regístrate en InconfundibleMENTE!