fbpx

¿Quieres mejorar tu creatividad y productividad? ¡vete de vacaciones!

Comparte:

Hace no mucho tiempo, pensar en vacaciones era pensar en un lujo, era algo muy exclusivo, pero hoy el costo de viajar ha disminuido significativamente. No quiero decir que todo el mundo puede hacerlo -ojalá lo fuera-, pero sí hay más opciones para conseguir hospedaje, transportación y todo lo que se necesita a precios más accesibles.

Además, tomar vacaciones no es sinónimo de viajar a lugares exóticos. Si viajas porque todos tus amigos lo están haciendo o porque sientes la presión de las redes sociales, lo estas haciendo todo al revés y, lejos de ser un beneficio, se puede convertir en un problema para ti.

Salir de la rutina, parar por un momento, dar espacio y exponerse a cosas nuevas tiene muchos beneficios. Hoy voy a platicar de dos:

 

Cómo es que tomar vacaciones favorece tu creatividad y tu productividad

 

Si piensas en las vacaciones únicamente como una manera de escaparte del trabajo, tienes una visión muy limitada y anticuada, porque las vacaciones son mucho más que eso.

Lo primero que tienes que hacer es evitar cualquier tipo de estrés asociado a esta aventura, por lo que viajar utilizando créditos y poner en riesgo tu estabilidad económica no es una opción. Tampoco la carrera por conocer más lugares que tus amigos, o visitar las ciudades más populares en redes sociales son buen motivo.

 

Cuando viajas, lo más importante no es el lugar al que vas sino cómo lo puedes aprovechar. Hazlo de acuerdo a tus posibilidades, encuentra por qué es importante para ti, cómo te ayuda a mejorar y atrévete, cambia de aires y agrégale valor a tu vida.

Personalmente, viajar se ha convertido en parte de mi estilo de vida. Mi trabajo y ciclos creativos están atados a los períodos de descanso y reflexión. He encontrado que tomar vacaciones me ayuda personal y profesionalmente en muchos niveles. Hoy quiero compartir contigo dos que estoy seguro también te pueden ayudar.

 

Las 4 razones por las que tomar vacaciones me hace más creativo y productivo

 

1.- La oficina es el peor lugar para ser creativo

Es muy difícil pensar de manera creativa en un espacio que conoces a la perfección. La mente funciona de manera caprichosa, cuando identifica un ambiente en el que todo es familiar y seguro entra en un estado de relajación y estimularla resulta más difícil de lo que nos gustaría.

Un cambio de escenario en el que te expones a situaciones nuevas, problemas a los que nunca te has enfrentado y puntos de vista que no conocías despiertan la creatividad de manera natural, es como un motor para encender la imaginación.

¿Cómo puedes aprovecharlo?

Cuando viajes y cambies de contexto, acostúmbrate a cuestionar todo. Cómo y por qué es lo menos que debe intrigarte de una situación novedosa. Aprende, toma nota de las soluciones que no conoces y averigua si con alguna modificación puedes implementarlo para mejorar lo que actualmente haces en el trabajo.

 

2.- Sales de tu zona de confort, aunque no quieras

Salir de vacaciones siempre representa un reto por varios motivos. Por un lado, tienes que hacer ajustes para delegar tareas y responsabilidades en la oficina. Probablemente tengas que trabajar un poco más antes de despegar y soltar algunas cosas a las que te has aferrado mucho. Además, el tiempo que estés fuera no estarás en la esfera donde controlas todo a tu antojo. Muchas veces tienes que ceder algunas cosas para obtener más valor de ciertas experiencias.

Tener rutinas es un buen ejercicio para la productividad, pero después de algún tiempo te vuelve predecible y menos autentico.

¿Cómo puedes aprovecharlo?

Como bien dice el dicho, al pueblo que fueres haz lo que vieres. Cuando viajes, suelta tus hábitos y rutinas lo más posible. Experimenta todo lo que puedas, come comida local, utiliza transporte público e intenta vivir las experiencias como lo hace la gente de ese sitio.

 

3.- Tienes que reaccionar y adaptarte a situaciones inusuales

Ojalá siempre salieran las cosas como las has planeado, pero no siempre es así. Cuando estás en un ambiente diferente, muchas cosas pueden salir mal, o por lo menos, no como lo esperabas. Un vuelo retrasado, un tren cancelado, información que no ha sido actualizada donde la consultaste, etc, etc, etc. Sea lo que sea ya estás ahí, estás solo y tú eres quien tiene que resolver lo más rápido posible.

Viajar te hace más ágil mentalmente. Todo es nuevo, todo tiene la capacidad de convertirse en un reto si no estás listo para atacarlo de inmediato.

¿Cómo puedes aprovecharlo?

Planea tus vacaciones lo más posible, pero prepárate para resolver cualquier problema. Cuando sea posible, ten lista una segunda opción de hotel, transporte, manera de pago, etc. Planear y tener un pensamiento ágil son habilidades necesarias para cualquier viajero, pero sin duda, también para cualquier profesional.

 

4.- Baja el estrés y suben tus niveles de felicidad

Puede resultar uno de los motivos más obvios para viajar. La intención de desconectarnos y bajar los niveles de estrés. Así es, pero esto no lo hace menos importante. Es precisamente cuando estás más relajado y disfrutando el momento, que el cerebro se encuentra en las mejores condiciones para reafirmar ideas y dejar volar la imaginación.

Estoy seguro que unas vacaciones te ayudan a cargar energías y regresar al trabajo revitalizado y creativo, pero no tienes porqué esperar a estar de regreso en la oficina para aprovechar estos beneficios.

¿Cómo puedes aprovecharlo?

Viaja siempre con un cuaderno para anotar las ideas que te vengan a la cabeza. Al terminar cada día, toma unos minutos en tu habitación o en el lobby y del hotel para reflexionar sobre lo que viste y experimentaste. Anota cualquier idea, no tiene por qué ser útil inmediatamente. Si revisas constantemente esas reflexiones, estoy seguro que tarde o temprano alguna despertará algo que puedes implementar en el trabajo para mejorar. 

 

Image by Andrian Valeanu from Pixabay

 

Conclusión

 

Tomar vacaciones tiene muchos beneficios a nivel personal y profesional. Sin duda, mejora nuestra salud, incrementa nuestra paciencia, nos hace más curiosos, mejora nuestra capacidad de comunicación y baja nuestros niveles de estrés. Todo esto contribuye de manera definitiva en nuestra productividad y creatividad.

Sinceramente si ahora mismo no estás planeado unas vacaciones, no sé porqué no lo estás haciendo 😉.

 

Comparte:
×
¡Regístrate en InconfundibleMENTE!