fbpx Skip to content

Cómo conseguir a tu primer mentor

Comparte:

Lo reconozco. La idea de imaginar, desarrollar y crear algo de manera individual es muy emocionante. Mostrarle al mundo que eres capaz de hacerlo solo, que eres tan profesional que no necesitas ayuda, suena extraordinario. Pero seamos honestos, eso nunca o pocas veces se logra.

 

¿Cómo explicar que las personas más exitosas del mundo reconocen que gran parte de su éxito se debe a la orientación de un mentor?

 

 

Encontrar un mentor no es fácil, dar con el adecuado para nosotros requiere de trabajo y compromiso.  Lo digo por experiencia propia. Tardé mucho en tener mi primer mentor, no sabía por dónde empezar, cómo identificar a la persona adecuada y pedirle que trabajara conmigo, que compartiera conmigo sus conocimientos. Orgullosamente, puedo decir que rompí esa barrera y he tenido varios, todos han transformado mi vida de manera muy positiva.  Hoy puedo compartir contigo mis …

 

Consejos para encontrar a tu primer mentor

 

1.- Busca alguien que como persona sea diferente a la mayoría

En algún sentido, mentor es sinónimo de modelo. Por supuesto, quieres alguien con más experiencia que tú en el campo que quieres enriquecer.

 

Tu principal interés es aprender de sus errores y sus éxitos. Su sabiduría y consejos serán la guía que necesitas para alcanzar tus metas de manera más rápida, o llevarlas a un nivel que tú no logras ver. 

 

Si las cosas salen bien –casi siempre salen bien cuando se trabaja con personas inteligentes– a lo largo del tiempo la relación con tu mentor recorrerá varios niveles hasta convertirse en una amistad sólida. Nadie quiere ser amigo de alguien con quien no comparte valores. Por eso es muy importante que, además de buscar la protección de alguien exitoso, admires cómo lo ha hecho.

Esta relación además de transformarte como profesional, tiene que hacerte mejor persona. Mi recomendación es que busques alguien en quien te veas reflejada una versión futura de ti.

 

2.- Asegúrate que sea un excelente jefe

¿Te imaginas que pudieras escoger a tu jefe en todos los trabajos?, ¿cuántas veces te hubieras cambiado de jefe?

 

Escoger un mentor es muy atractivo, esta decisión puede cambiar tu vida. La responsabilidad es 100% tuya.

 

Cuando tomamos una oferta de trabajo, la remuneración económica tiene el mayor peso en nuestra decisión. En ese momento, lo que pretendemos es hacer cambios inmediatos en nuestra vida.  La preferencia por un mentor es diferente, al ser una relación más personal que de trabajo, lo verdaderamente importante son los beneficios a largo plazo.

Piensa que tu mentor -como un buen jefe- se preocupa por tu formación, ve tu potencial, y su pasión es multiplicarlo desarrollando en ti las habilidades que te ayudarán en el futuro, sin importar el camino que tomes.

 

3.- Piensa cómo se beneficia él de la relación

Ser generoso es una de las mejores estrategias de marketing personal. Consientes de ello, las personas exitosas siempre están dispuestas a compartir su conocimiento.

 

Si pretendes que alguien se comprometa a invertir su experiencia en ti, darte consejos sinceros y preocuparse por tu desarrollo, es tu obligación ofrecer algo de valor a cambio.

 

Recuerda que siempre hay espacio para aprender más. Sin importar el nivel y experiencia de tu mentor, estoy seguro que hay algo en lo que lo puedes ayudar. Antes de acercarte a él, piensa de manera creativa qué puedes ofrecerle a cambio.

 

4.- Simplemente pregunta

Buscar un mentor significa que quieres ser mejor, que tienes una mentalidad ganadora.

 

Todos queremos relacionarnos con personas preocupadas por continuar creciendo, incluidas las personas exitosas. Pero si por cualquier cosa, como conflictos de agenda o situaciones ajenas, recibes una primera respuesta negativa, no te detengas ahí. Intenta de nuevo en un tiempo razonable, haz que tu oferta sea difícil de rechazar.

 

Ajústate a su agenda, explícale claramente porqué quieres trabajar con él, qué significa para ti, qué esperas de su relación y porqué debería de invertir su tiempo en ti. El principal interesado en la relación eres tú, es tarea tuya hacer que las cosas sucedan. Tienes que llegar a un nivel en el que muchas personas deseen trabajar contigo.

 

Todos podemos encontrar a nuestro primer mentor, quien nos marcará la diferencia en nuestra carrera.

 

El secreto para encontrar un mentor es pensar de manera generosa, construir una relación donde ambas partes se vean beneficiadas. Piensa en grande, busca un mentor importante y haz lo que sea necesario para llamar su atención, que identifique en ti el talento y potencial necesario para dedicar su tiempo y conocimiento a tu crecimiento. Que él sienta tus logros como parte de su carrera, que  trabajar contigo lo haga sentirse tan orgulloso como tú de contar con su respaldo.

 

Comparte: