Cómo salirte con la tuya y conseguir lo que quieres

Comparte:
Seguramente igual que yo conoces a alguien que siempre consigue lo que busca. ¿Es un don mágico? ¿un hechizo universal? ¿toda la suerte del mundo o sencillamente saben muy bien lo que quieren y cómo pedirlo?

Cuando alguien no consigue lo que está buscando tiene básicamente dos opciones: resistirse a la realidad, frustrarse hasta la médula y dejar que esa circunstancia temporal lo defina, o puede entender la situación, adaptar su estrategia y tomar acción. Conseguir lo que buscas y salirte siempre con la tuya parece un acto de enorme egoísmo, pero en la práctica es todo lo contrario.

Todo en esta vida esa una negociación eterna. Conseguir lo que quieres tiene más que ver con lo que estás dispuesto a dar e intercambiar que con tus deseos pasionales por conseguirlo. Por supuesto, la determinación juega un papel importante, pero para hacer que las cosas suceden es más importante la adaptabilidad, la inteligencia emocional y la capacidad de servir. Si en medio de una crisis como la que vivimos estás buscando empleo o mejorar tu negocio, y tu estrategia es invertir todos tus recursos en enviar tu currículum o buscar más clientes, es muy probable que lo único que consigas es una sobredosis de desilusión. En un momento así, la diferencia se marca mejorando tu nivel de empleabilidad, adaptando tu oferta a las necesidades del mercado y comunicándolo de manera impecable.

No tengas miedo de decir lo que haces y cómo puedes ayudar a las personas en este momento. Asegura unas cuantas victorias parciales y atrévete a asomar la cabeza, es imposible conseguir lo que se quiere sin mentalidad de liderazgo, es utópico salirte con la tuya si no estás dispuesto a colaborar.

Sólo hay una diferencia entre las personas que consiguen lo que quieren y los que no: los primeros no saben muy bien lo que quieren, nada es tan importante como para modificar su plan, ayudar a otros en el camino y seguir adelante, y los segundos se conocen muy bien, saben por qué es importante hacer cosas en la vida y dejar un legado. No importa si hay que cambiar o retrasar la gratificación, pensar de manera creativa y ver a otros triunfar ya es en sí mismo una satisfacción.

Dinos qué quieres y qué estás dispuesto a hacer para conseguirlo, estoy seguro que si vale tanto la pena, estás dispuesto a echarle a alguien más una mano para que también consiga lo que quiere.

Las 5 razones de la semana son el sentido mismo por el que existe este boletín, y por eso siempre te pido que lo compartas, porque lo que yo más quiero es que tú consigas lo que estás buscando.

 

1.- Colabora

Las personas exitosas saben que si quieren conseguir lo que buscan tienen que estar dispuestos a ayudar a otros.

Si dejas de hacer lo que haces, ¿quién sufre más, tú o la gente a tu alrededor? Agregar valor a la vida de los demás es el primer paso para alcanzar más objetivos en una carrera inolvidable.

 

2.- Conviértete en invaluable

Nadie es insustituible, pero nuestro trabajo sí puede ser invaluable.

Si lo que haces tiene valor para tu compañía, clientes o amigos, no sólo te van a querer siempre cerca, sino que van a querer que estés contento y tengas lo que quieres. Haz tu trabajo como nadie más puede hacerlo.

 

3.-  Asegúrate que cuando tú ganes, ganen otros

Te pueden ayudar una vez por el gusto de ayudar, pero si se convierte en una costumbre todo el mundo se alejará de ti.

Cuando consigues lo que buscas no puedes ser tú el único ganador, en el proceso asegúrate que los demás también consiguen algo que están buscando. Construye un ecosistema de colaboración al rededor tuyo, preocúpate por la felicidad de los demás y siempre tendrás colaboradores dispuestos a echar una mano.

i  n  t  e  r  m  e  d  i  o

¿Sabías que la suerte favorable o adversa está asociada a la casualidad?

Y que no depende de la voluntad humana o divina, sino del azar o de las circunstancias fortuitas que la determinen.

Como tal, es una palabra que proviene del latín sors, sortis, que originalmente hacía referencia a la división de una tierra destinada al trabajo, esto debido al factor fortuna que hay siempre en que una tierra sea o no lo suficientemente productiva.

Pero que Séneca, e filósofo y político romano, se refirió a ella como lo que sucede cuando la preparación y la oportunidadse encuentran y fusionan.

¿Qué definición se ajusta más a tu manera de pensar?

 

4.- Sé persistente

Desafortunadamente no todo lo que vale la pena se consigue a la primera.

Si no alcanzaste lo que estás buscando, intenta otra vez, modifica la estrategia, pide más ayuda, consulta con otro experto y confía en tus instintos. Si es algo muy importante para ti, no puedes abandonarlo nada más porque una o mil personas te dijeron que no.

 

5.- Atrévete a pedirlo

Parece tan lógico que casi nunca pasa, pero es cierto. Muchas personas no consiguen lo que quieren porque no se atreven a pedirlo, no saben bien qué es lo que buscan o no son específicos al hablar.

Hasta la fecha, que yo sepa, no se puede leer la mente de alguien más, no esperes que alguien adivine qué estás pensando. Exprésate, comunícate claramente y con mucho respeto. Recuerda que en el pedir esta el dar.

 
P.D.  Alguna vez te pasó que querías algo con todas tus fuerzas y que cuando lo conseguiste te diste cuenta que no lo querías tanto. ¿Qué era?
Comparte: