Cuatro ideas para convertirte en un profesional súper poderoso – (Parte 2/2)

Comparte:

👉 Para conocer las ocho ideas completas para convertirte en un profesional súper poderoso, consulta la primera parte.


Las reglas del juego han cambiado.

 

(Versión en video)

 

Estamos de acuerdo que la tecnología ha cambiado radicalmente las reglas del juego en el ambiente laboral. Muchos trabajos han desaparecido, otros están cambiando rápidamente y profesiones nuevas y revolucionarias hoy son muy relevantes. En un mundo que se transforma de manera constante, cualquier persona o compañía, desde cualquier parte del mundo se puede convertir en tu competencia y modificar tu trabajo y tu bienestar de la noche a la mañana. Así le pasó a la industria de la música y mucha gente que trabajaba en ella, la televisión, las ventas o la logística, por mencionar algunos ejemplos, pero también podemos recordar a los taxistas, cajeros y profesores, es por esto que se anticipa que en los próximos años todos los trabajos, sin excepción serán transformados, y que una serie nueva de habilidades será indispensable para mantenerse vigente y atractivo en el mercado.

Evidentemente esto hace necesario un nuevo tipo de trabajador, uno que aprenda y se adapte rápidamente, capaz de liderar desde cualquier nivel de la organización, que constantemente busque oportunidades para mejorar y transformar los procesos, así como analizar y generar nuevas oportunidades de negocio. Trabajar como has trabajado hasta ahora ya no es suficiente para mantener o conseguir un buen trabajo.

Curiosamente las habilidades que hoy se necesitan y que están buscando todos los departamentos de recursos humanos son las habilidades naturales de un emprendedor. Por eso, pensar como uno – como un emprendedor – es una excelente estrategia para adaptarte al nuevo paradigma laboral, crecer profesionalmente y tener el control de lo que pasa en tu carrera, incluso cuando tienes un trabajo.

 


👉 Para conocer las ocho ideas completas para convertirte en un profesional súper poderoso, consulta la primera parte.


 

Hoy voy a completar la lista con 4 acciones más. Con esto tienes a tu disposición la información fundamental sobre las primeras 8 acciones para pasar de una mentalidad de empleado a una mentalidad de emprendedor, convertirte en un profesional súper poderoso y generar más opciones.

¿Listo para continuar tu transformación?

 

Estas son las cuatro ideas para convertirte en un profesional súper poderoso:

1. Piensa de manera estratégica

Alguien que piensa como emprendedor no se limita a realizar una tarea, sino que tiene una visión panorámica de las funciones de todo el equipo, sabe exactamente cómo contribuye su trabajo al éxito de todos, y sobre todo tiene muy claro cuál es el problema que resuelve la compañía en la que trabaja o dirige y entiende por qué es importante resolver dicho problema y cuál es le mejor manera para hacerlo. Un emprendedor va un paso más allá de entender los sistemas y procesos de trabajo, conoce perfectamente el por qué de las cosas, de lo que hace y cómo impacta a los clientes y toda la gente a su alrededor.

Cuando piensas como emprendedor desarrollas visión de mediano y largo plazo, elaboras planes y estableces objetivos, entiendes que las tareas de todos los días acumulan pequeños éxitos que contribuyen a algo más grande.

Si no puedes hacerlo en el trabajo, no te detengas, empieza por realizar una estrategia completa de tu carrera, analiza dónde estás y define un punto al que quieras llegar en los próximos 5 años. Después, elabora un plan con las acciones que tienes que hacer para conseguirlo. Es probable que tengas que aprender habilidades nuevas, conectar con otros profesionales, involucrarte en más proyectos en la misma empresa y trabajar mucho en desarrollar tu marca personal. Sí puede ser mucho trabajo pero todo depende de ti.

 

2. Realiza trabajos que tengan mucho impacto

Un emprendedor no puede dividir su tiempo e influencia entre mil acciones y proyectos. Por supuesto, tiene un conocimiento general de todo, sabe cómo se encuentra cada iniciativa, en qué están trabajando todos los involucrados, pero tiene la capacidad de identificar y decidir prioridades para enfocarse exclusivamente en ellas. Quien piensa como emprendedor trabaja obsesivamente en las cosas que hace mejor, donde se hace notar, en donde marca la diferencia y deja huella.

La mentalidad de emprendedor piensa en términos de escala e impacto, su trabajo, influencia y la de sus productos o servicios es decidida en base a la repercusión que tenga en el equipo o el mercado.

Identifica muy bien las cosas en las que puedes aportar más, donde tus conocimientos y experiencia contribuyan de manera más decidida y trabaja en eso todos los días. Que te recuerden por alguien que aporta mucho y contribuye a transformar los proyectos en los que se involucra.

 

3. Aprende de marketing y de negocios

Es probable que hoy no sea parte de tu responsabilidad, pero para pensar como emprendedor vas a tener que aprender un poco de esto.

El marketing, las ventas y la dirección del negocio ya no es responsabilidad exclusiva de un departamento en las organizaciones. Vivimos un momento en el que todo lo que se hace impacta la imagen de la marca y la relación con los clientes. Por eso todas las decisiones son decisiones de marketing y negocios, no importa si trabajas en el departamento de diseño, servicio al cliente o contabilidad, lo que haces representa la cultura de la compañía y comunica.

El marketing de hoy tiene que ver con la creación de contenidos, las redes sociales y la relación con los clientes, pero sobre todo cómo lo hacemos. No pienses que el marketing es una ciencia oculta exclusiva de las personas más creativas de la oficina, averigua, aprende y utiliza esas estrategias para vender tu trabajo, tu punto de vista o tu experiencia. Comunicarnos y convencer a los demás es una herramienta de marketing fundamental en la era de las comunicaciones.

Por otro lado, aprender de finanzas, ventas e inversiones es un valor adicional en la carrera de cualquier profesional.

Investiga los puntos básicos de tu industria, cuales son las oportunidades en el mediano plazo, qué tipo de productos o servicios son los más demandados, que áreas están creciendo, cuáles son las principales fuentes de ingresos, dónde se puede hacer un recorte de personal o en qué áreas habrá crecimiento. Relaciónate con los departamentos de finanzas y contabilidad, intercambia tu experiencia con la de ellos y desarrolla un concomiendo general de la compañía y la industria.

 

4. Acostúmbrate a convivir con la incertidumbre

Obligado a innovar todo el tiempo, el emprendedor nunca tiene la certeza de que su producto o servicio funcionen en el mercado, —esto, que para muchas personas puede parecer malo— en la mentalidad del emprendedor siempre es bueno. La incertidumbre lo obliga a tener varias opciones, y desarrollar un plan B para todo, incluso para asegurar sus ingresos.

Curiosamente, esta necesidad de pensar de manera proactiva todo el tiempo hace que los emprendedores sean más creativos y mejoren constantemente sus productos, busquen más oportunidades y mejoren sus ingresos. Los emprendedores tienen más de una fuente de ingresos, saben que una puede caerse en cualquier momento, pero eso no va a detenerlos.

Visto de otra manera, el emprendedor aprende a pensar fuera de la caja para generar opciones que le permitan desarrollar su proyecto y asegurar los ingresos que necesita. Tener opciones para vivir tranquilo a pesar de la incertidumbre.

Por eso es muy bueno pensar como emprendedor, atreverse, convivir con la incertidumbre y generar muchas opciones para vivir más seguro.

 

 

Conclusión:

Con esto terminamos nuestro especial: de mentalidad de empleado a mentalidad de emprendedor. En total 8 ideas para transformar tu mentalidad y generar opciones y oportunidades.


👉 Para conocer las ocho ideas completas para convertirte en un profesional súper poderoso, consulta la primera parte.


 

Emprender no es para todo el mundo, pero las ventajas de la mentalidad de emprendedor sí. Incluso cuando tienes un trabajo.

Pensar fuera de la caja, tener una actitud proactiva y generar opciones es la mejor manera de actuales del mercado. No te quedes fuera, revisa los dos programas, analiza tu situación y decide qué estrategias puedes implementar de manera más natural. No se trata de estresarse, se trata de divertirse en el camino y adaptarse a la nueva realidad que estamos viviendo.

Comparte: