fbpx

16: Cynthia Ceballos, abogada de inmigración

Comparte:

Cynthia Ceballos

Website

email

 

Recursos mencionados:

Aplicación: Innovention Law Lab

NPR National Public Radio

Película: “Out of Africa”, dirigida por Sydney Pollack

 

Quotes:

  • Los mejores líderes son los que escuchan
  • La educación es muy importante para tener opciones
  • Yo siempre he creído que la vida nos lleva a donde tenemos que terminar
  • Hay que aprender de los errores para siempre mejorar
  • Todo tiene solución

 

TRANSCRIPCIÓN DE LA ENTREVISTA:

 

– INTRO –

Julio Muñiz (Host):

¡Hola!  Bienvenidos a Inconfundiblemente Latino, soy Julio Muñiz.  Hoy estamos platicando con la abogada Cynthia Ceballos. En 1997 se graduó con honores como abogada en la Universidad Iberoamericana, en la Ciudad de México. En 1998 se muda a los Estados Unidos y un año después obtiene una maestría en leyes en la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans. Se especializó en Immigration y Naturalization Law. Desde el año 2002 es miembro del American Immigration Lawyers Association, entre muchas otras asociaciones. Trabajó para dos de las firmas más importantes en Louisiana: David Ware and Associates y Foley Rodriguez. En 2003 inicia su firma, Ceballos Legal Consulting, para dar una atención más personalizada.

Cynthia, gracias por estar con nosotros. Cuando la gente te pregunta a qué te dedicas, ¿cómo lo explicas de la manera más sencilla?

 

Cynthia Ceballos:

Soy abogada de Migración general. El área de migración tiene varias subáreas y yo me dedico a todas y cada una de ellas.

 

JM:

¿Cuál de estas es la que te apasiona más y por qué?

 

CC:

El área de migración es muy interesante. Tiene el aspecto familiar, doméstico, de negocios, criminal, de deportación, ciudadanía y residencia. El área que cayó a mis manos hace un par de años, fue el área de deportación. Sobre todo por el conflicto que ha habido por la reforma migratoria y las detenciones. El estado de Alabama, pasó muchas reformas en sus leyes. Condujo esto a que hubiera muchas detenciones. Empezamos en Louisiana a representar a mucha de esa gente que necesitaba salir bajo fianza y de ahí a representarlos en la corte. Aunque me dedico a todas las áreas, el área de deportación sigue siendo la más fuerte y a la que me dedico.

 

JM:

Además de ser una especialización que tiene muchos pequeños detalles, también tiene que ver con lo humano.

 

CC:

Es un área muy emocional. Trabajamos con personas que llevan muchos años en Estados Unidos, con hijos, niños pequeños, etc; o gente que acaba de entrar a los Estados Unidos. Si es muy emocional escuchar que difícil la pasa las personas. No todos los casos se hagan, y cuando perdemos un caso; si requiere de mucha fuerza emocional.

 

JM:

Hablando de emociones, lo que hacemos en Inconfundiblemente Latino es  celebrar las historias de éxito de los latinos en Estados Unidos. Queremos compartir sus experiencias y las herramientas que los han ayudado a conseguir el éxito. ¿Qué fue lo que te hizo convertirte en una abogada de inmigración?

 

CC:

Fue el destino. Yo siempre he creído que la vida nos lleva a donde vamos y a donde terminamos que terminar. Mi maestría es de derecho ambiental. Trabajé con Derecho Marítimo, etc. Estaba cansada y apliqué para una de las firmas. Ellos necesitaban a alguien que hablara español y yo no sabía nada del derecho migratorio, pero estaba abierta a aprenderlo. Después de un año me encantó el área. Para mi fue seguir el camino que ya estaba hecho. Tomé mis decisiones, pero creo que yo no estaría aquí si no hubiera sido por la gente que conocí durante ese camino. Seguí mi corazón.

 

JM:

Que importante es estar abiertos. Día a día, el mercado se vuelve más competitivo. En tu experiencia, ¿qué ventajas consideras que tenemos los latinos?

 

CC:

Las desventajas es que existe el estereotipo del latino. Los latinos que si son flojos o si se dedican al crimen. Que no hablan el inglés y no se asimilan a la comunidad. Esas que son falsedades, para mi se me hace injusto. Lo más fuerte que tenemos es que en nuestros países no existe un apoyo del gobierno como sucede en los Estados Unidos. De cierta manera aprendemos a ser autosuficientes y no pedir ayuda por todo. Familias muy unidas y que se apoyan. Eso lo veo como muy importante. Nuestra reputación, los hispanos se hicieron famosos por esa lealtad y el trabajo duro. Yo hablo francés y español y eso me ha abierto muchas puertas. La cultura latina es una cultura muy amable y muy calurosa. De eso nos conocemos.

 

JM:

Quienes están empezando una carrera, ¿en qué campo consideras que tenemos más oportunidades los latinos?

 

CC:

Muchas industrias se están saturando. Yo estoy viendo que el área legal, hay más abogados que trabajo. Lo que veo como una buena oportunidad, es la parte de la tecnología. Ahora todo se mueve en las apps del teléfono. Es un área que creo que se va a desarrollar muy rápido. Es un área donde se necesitan más expertos. Es un área donde se involucran muchos idiomas y ser multilinguista es un gran beneficio. Esa sería mi recomendación. Dediquense lo más que puedan a la computación. Yo veo esto como el futuro de esta generación.

 

JM:

En las condiciones actuales del mercado, ¿qué habilidades crees que debe tener un profesional para destacar?

 

CC:

Cuando te den la mano, aprietala fuerte y con seguridad. Como profeisonista, dar la mano fuerte y verlo a los ojos con seguiridad, es el primer paso. Las personas quieren encontrar a alguien que sea honesto y profesional. Cuando estoy con alguno joven que me da la mano y no la aprieta fuerte les digo; -Apriétala fuerte y con seguiridad-. Lo más difícil de encontrar es gente honesta. Hablarle a la gente con la verdad y ser honestos. Más ahora que la reputación se puede correr tan rápido por el internet.

 

JM:

No importa en la industria en la que estés, todos estamos en las ventas. Nada vende más que la confianza. Están pasando muchas cosas a nuestro alrededor, ¿cómo haces tu para identificar tus prioridades  y enfocarte en ellas?

 

CC:

Las prioridades que tengo, son manejar mi negocio, mi hogar y mi familia. Para mi, lo más importante, es tener listas. Los enlistados son muy importantes. Ahí escribo mis objetivos diarios y lo que quiero tener hecho para finales del día. Hay días en los que no lo consigo, pero para mi esas listas son muy importantes. La tecnología se ha movido tan rápido, que un teléfono nos puede recordar las prioridades que tenemos que hacer. Para cuestiones de trabajo, tenemos tantas opciones disponibles. Yo empiezo con lo básico.

 

JM:

La tecnología está ahí para utilizarla de la mejor manera. Cada día es más común que las personas tengan que reinventarse. ¿Cuál ha sido el tropiezo más grande que has tenido en tu trayectoria?

 

CC:

He tenido varios. Los errores que cometemos nos llevan a descubrir parte de nosotros. En mi industria, la industria legal, los grandes tropiezos son por algo pequeño que pudimos mejorar. En esas ocasiones uno tiene que aprender a tener compasión por uno mismo. Aprender de los errores para siempre mejorar. Yo siempre he dicho que la educación es importante para tener opciones. Los abogados somos la profesión más deprimida en el país. Si algo no funciona, tenemos que tener otros conocimientos que podamos utilizar.

 

JM:

Hay que tener compasión con uno mismo. ¿Tienes algún tip de cómo sobrepasar esos tropiezos?

 

CC:

Cuando yo salgo de la oficina y llego a mi casa, no me llevo trabajo. Me dedico al 100% a estar con mis hijos. Tener esa división entre el trabajo de uno y la vida personal. Yo hablo con mi esposo y me confieso. Platicamos y las cosas pasan. Todo pasa. Mi mayor secreto cuando me siento mal, veo a las nubes para darme cuenta de lo grande que es el universo y lo pequeño que somos nosotros. Los problemas pasan. Siempre ver hacia arriba. Todo tiene solución, ese es el slogan de la oficina.

 

JM:

Poner todo en perspectiva. La dinámica profesional ha cambiado mucho y ahora se trabaja a distancia con equipos mulitculturales. ¿Qué características debe tener un profesional para ser un líder?

 

CC:

Número uno es saber de lo que está hablando. Dominar el área. Uno puede decir muchas cosas y la gente lo cree si uno lo dice con seguridad. Yo prefiero tener esos conocimientos donde la gente sabe que uno está transmitiendo su experiencia y la educación que uno tiene. Cuando he platicado, hablo con mucha seguridad. Que la gente vea que somos iguales, nada mas con diferente experiencia. Tener esa habilidad de escuchar. Los mejores líderes son los que escuchan. Yo espero que las decisiones que tomé, no fueron sola; sino con gente que proporcionó su experiencia y educación para tomar esa decisión.

 

JM:

Que importante escuchar. En tu caso, ¿qué habito personal influyó para alcanzar el éxito?

 

CC:

Yo aprendí todo lo que se de mi papá. Mi papá fue ingeniero petrolero en Pemex. Fue uno de los líderes más grandes que yo conozco. Siempre fue muy organizado. En mi escritorio manejo cientos de expedientes, pero manejar expedientes a ese nivel requiere de mucha organización. El tener conocimiento de tus clientes, poder identificar a tus clientes de nombre, a la gente le da mucha seguridad. La organización para mi es una de las cosas más importantes de ser líder.

 

JM:

¿Tuviste alguna otro mentor?

 

CC:

Yo siempre tuve jefes con los que no pude trabajar. Fueron terribles. Gracias a ese tipo de personas, me di cuenta que yo trabajaba mejor sola. Cada vez que uno crea que le cae mal una persona, nos están enseñando algo, hasta lo negativo. En mi caso, tuve a gente muy difícil en mi vida. Sin esas personas, no me hubiera lanzado yo sola. Tuve la gran bendición de tener a mi padre como mentor en mi vida. Él fue la persona que me impulsó a abrirme a la escuela de derecho. Escuchar a esos instintos, me ayudó mucho. Tener un mentor es muy importante.

 

JM:

La labor más importante de un mentor, es dar oportunidades y opciones. Si pudieras vivir tu vida otra vez con toda la experiencia que ya tienes, ¿qué harías diferente?

 

CC:

Absolutamente nada. Mi vida ha sido el reflejo de muchos años. Yo fui a una escuela bilingüe en México y desde esa edad, yo sabía que iba a terminar en los Estados Unidos. Toda mi familia está en México. Hasta los errores más grandes, me enseñaron mucho. Yo tomé la barra de derecho 3 veces. La reprobé la primera vez. La segunda y la tercera la pase. La primera vez de no pasarlo, pensé que había sido un error. Yo creo que para mi, lo más valioso es cuando uno voltea para atrás y tener esa gratitud. Si ahora estamos bien, significa que todo lo demás estuvo bien.

 

JM:

La vida no es una linea recta y hay que aprender de todas las experiencias. ¿Utilizas alguna herramienta para encontrar talento?

 

CC:

He tenido la bendición de poder trabajar sola. Si tuvimos un momento donde yo no podía controlar el nivel de trabajo y contratamos a una secretaria. Hicimos tres rondas de entrevistas, fue por craigslist. En ocasiones la gente se glorifica en su currículum. Cuando contratamos a la gente, lo más importante es que tenía esas ganas de aprender. Me hacen cantidad de preguntas siempre. Para posiciones de abogados, ya es mucho más complicado. Hay que buscar profesionales que puedan ayudar con los CV’s.

 

JM:

Los latinos somos uno de los grupos más activos en las redes sociales. ¿Tienes alguna herramienta que te ayude a la productividad?

 

CC:

En cuestión de productividad, para cuestiones de migración; existe un programa que se llama Innovention Law Lab. Es un programa donde puedo meter a todos mis clientes y se quien debe cuanto, cuando viene, etc. Es un poco específico al área donde estoy yo. La Asociación de Abogados tiene su propio programa donde encuentra recursos, leyes, casos, etc. Para cuestiones de migración, si hay programas mucho más específicos. Nosotros tenemos Twitter, Facebook, Blogging para que la gente entienda que es lo que hacemos. Los reviews se pone en el internet para cuidar la reputación. Si hay cuestiones muy especificas para la cuestión de migración.

 

JM:

Recomiéndanos un libro, blog, podcast, película, programa de radio, etc.

 

CC:

Hay una película muy linda que acabo de ver. Se llama “Fuera de África”. Es una película antigua. La música es preciosa y está grabada en África. Me tranquiliza mucho películas de ese tipo. La música para mi es muy importante. Me relaja mucho. Es un poco larga, pero es una de mis películas favoritas. En cuestión de radio, a mi me encanta el buen debate. Escucho mucho el NPR. Hay programas muy interesantes nacionales y estatales. El estar bien informado sobre los eventos diarios, son buenos.

 

JM:

Tu trabajas con muchas personas de todas partes del mundo, pero para ti; ¿qué significa ser latino?

 

CC:

Ser latino es esa persona que se siente orgulloso de ser latino. Cuando me mudé a los Estados Unidos, me costó trabajo aceptarme como latina. Quería rechazar mis raíces porque me veía como minoría. Poco a poco me fui dando cuenta de todo lo contrario. Ser latino no es solo ser de esos que le gusta comer rico. Tenemos esa ética bien enraizada. Aceptarnos como somos y estar orgullosos. Hay que tener ese orgullo. Cuando estamos con gente, decirlo con orgullo y representarnos bien. Tenemos que ser profesionales y estar siempre a tiempo. Hacer todo con ética y respeto.

 

JM:

Danos un consejo y la manera más fácil de contactarte.

 

CC:

La manera más sencilla de contactarme es por medio del sitio de internet o correo electrónico. Estoy al tanto del correo electrónico dos o tres veces al día. Ese correo está en ceballosimmigrationlaw.com. Ahí viene le resto de nuestra información.

 

JM:

Cynthia, muchísimas gracias.

 

A todos ustedes les recuerdo que para recibir todos los episodios en el momento en que son publicados, pueden suscribirse a Inconfundiblemente Latino en iTunes, Stitchers o la que sea su aplicación de podcast favorita. Si les gusta nuestro trabajo, hagan un review en iTunes; pues es la manera más fácil de colaborar a que más latinos nos descubran y sean parte de esta comunidad.

 

Cynthia, muchas gracias.

 

CC:

Gracias a ti Julio.

Comparte:
×
¡Regístrate en InconfundibleMENTE!