El elefante en la habitación

Comparte:
En septiembre de 2006, Banksy, el artista plástico de origen inglés expuso su obra por primera vez de manera oficial en Estados Unidos. Su exposición Barely Legal (Apenas Legal) exhibía algunas de sus obras más controvertidas hasta el momento, entre otras un enorme elefante tailandés pintado exactamente igual que las paredes del cuarto donde caminaba libremente. El significado de la instalación parecía explicarse solo, pero fiel al humor negro que lo caracteriza, Banksy distribuyó pequeñas tarjetas a la entrada de la exhibición con la leyenda “Hay un elefante en la habitación, hay un problema del que nunca hablamos”.

Estoy seguro de que a pesar de que la pintura hacía un efecto camouflage en el elefante, nadie dejaría de notar su presencia en la habitación. Las tarjetas con la explicación no eran necesarias, a menos que la intención del artista fuera la de enviar un mensaje irrebatible: en el país más rico del mundo hay un enorme problema de pobreza del que nunca se habla porque se intenta ocultar con una cobertura falsa.

El elefante en la habitación, traducido del modismo inglés the elephant in the room, se refiere a ese tema espinoso, incómodo y perturbador que todos pueden ver, saben que está ahí pero prefieren callarlo, a pesar de que ignorarlo no terminará con él, sino todo lo contrario. Casi todas las organizaciones, familias y personas tienen y conviven con algún elefante en la habitación, se acostumbran a su presencia inquietante, porque prefieren vivir a medias que correr el riesgo de enfrentarlo.

El elefante puede ser cualquier cosa: la tensión de una reunión de trabajo, las preguntas de un terapeuta o las conductas de un “pariente incómodo”, pero en realidad el elefante es la tardanza para tomar una decisión. La mejor manera de desinflar un elefante es identificarlo, señalarlo y expresarlo abiertamente. “Hey, me parece que esto es un problema, ¿por qué no tomamos unos minutos para hablar de esto, estudiarlo y buscar una solución?”.

El simple hecho de reconocer que existe un problema disminuye la tensión, le permite a todo el mundo relajarse por un momento y cambiar al modo búsqueda de una solución, abandonar la parálisis que tanto daño hace al desarrollo personal o profesional y tomar el control de la situación. La próxima vez que veas un elefante no lo ignores, piensa un momento cual es la mejor manera de ponerlo en el centro de la discusión y abre la conversación. En el fondo, si hay un elefante en la habitación, es porque él mismo está gritando que quiere ser visto.

Las 5 razones de la semana celebran la oportunidad de platicar, abrir la conversación en los temas que nos tienen incómodos y limitan nuestro crecimiento integral.
 

1.- Un libro para entender en dónde estamos: 21 Lecciones para el siglo XXI de Yuval Noah Harari

Para nadie es sorpresa que vivimos un momento de mucha incertidumbre. Nadie sabe con exactitud la dirección que va a tomar el mundo en los próximos años. Yuval Noah Harari pone en la mesa los temas candentes que debemos anticipar si queremos caer bien parados en el futuro.

¿Qué tenemos que aprender? ¿cómo navegamos la post-verdad? ¿cómo nos protegemos de las nuevas tecnologías y el cambio climático? De manera ligera e inteligente Yuval descubre datos y puntos de vista sorprendentes. Una lectura muy recomendable para anticipar (si es posible) un poco el futuro.

 

2.- Un documental para entender la manipulación en las redes sociales: El Gran Hackeo

 

Ya es imposible negar la manipulación que ejercen las redes sociales en nuestra vida. Las preguntas son ¿cómo prepararnos y cómo evitarlo?

Basado en uno de los escándalos más grandes en torno a la manipulación social y la política, El Gran Hackeo analiza de manera detallada la participación de Cambridge Analytica en las elecciones norteamericanas del 2016 y el Brexit en el Reino Unido. Después de ver este documental te volverás a plantear qué información compartes en redes sociales y qué dejas que Facebook, Twitter y demás sepan de ti.

Disponible en Netflix.

 

3.- Un documental para conocer Amazon a fondo: Amazon Todo Poderoso

 


Nunca en la historia de la humanidad una sola compañía ha manejado tanta información sobre nosotros como lo hace Amazon. ¿Será que Amazon se está convirtiendo e todopoderoso?

En Estados Unidos Amazon ya participa en la industria de la salud, las aseguradoras, el almacenamiento de datos y muchos más. Las bigtech (como se conoce a las grandes compañías de tecnología) han alcanzado un tamaño extraordinariamente abrumador, se han colocado en la posición de ser demasiado grandes para caer, porque su caída causaría más problemas de los que causan en su operación como monopolio.

¿Qué podemos hacer los ciudadanos de a pie?, ¿cómo podemos participar para evitar su dominación absoluta?

i  n  t  e  r  m  e  d  i  o

¿Sabías que la principal razón por la que no se toman decisiones importantes es por miedo al fracaso?Sí, el miedo al fracaso existe en personas que consideran que el más mínimo error los hace vulnerables y los acerca a un fracaso. Otras razones para retrasar la toma de decisiones son la falta de confianza, vivir en ecosistemas dictatoriales, la dependencia de alguien más, la falta de madurez y la imposibilidad para identificar diferentes opciones.

Y tú ¿sufres alguna de éstas?

 

 

4.- Una plática para predecir el futuro del trabajo: Si no quieres ahogarte en el tsunami laboral … be a knowmad my friend. (Raquel Rocca Ted Talk)

 

Una plática de 2016 que resulta perfectamente vigente para estos días. ¿Qué pasa con el futuro del trabajo?, ¿qué habilidades se requieren a partir de ahora para funcionar profesionalmente en el mundo?

Raquel Rocca introduce el concepto knowmad, un profesional adaptado a las necesidades de hoy, más global, emprendedor, con habilidades de comunicar y resolver problemas de manera creativa. Échale un ojo a la presentación y averigua si eres un profesional adaptado a nuestros días.

 

5.- Un audiolibro para cambiar nuestra manera de aprender… y enseñar: La nueva educación de César Bona

A César Bona nadie se lo platicó, él es profesor y lo ha vivido en carne propia. Lleva años diciéndolo, nuestros modelos educativos tienen que actualizarse. César pregunta si los libros de texto siguen siendo relevantes, si la empatía e inteligencia emocional es más importante que las tareas y si los proyectos están por encima de la memorización.

Llevamos un largo tiempo postergando la transformación completa de la educación, un mundo global y súper conectado requiere programas de estudio al nivel de las necesidades de las empresas y sobre todo las personas.

 

 

P.D. Para todos los amantes de los animales, quiero comentar que antes de la exhibición Banksy se aseguró de tener todos los permisos necesarios, el elefante fue pintado con pintura no tóxica. De cualquier manera, los grupos por la defensa de los animales se manifestaron y lograron que el elefante fuera despintado antes de lo planeado. Argumentaban que lejos del daño físico que se le podía causar, pintar un animal y considerarlo una obra de arte enviaba un mensaje equivocado. Me da gusto que se defiendan los derechos de los animales y me da gusto que Banksy dejó su mensaje muy claro. Nadie habló del verdadero elefante en el cuarto, la enorme desigualdad que se vive en las sociedades desarrolladas, el tema se desvió y el punto del artista se magnificó.
Comparte: