fbpx

172: Libros que han cambiado mi vida: 6 enseñanzas de “El arte de cautivar: Cómo se cambian los corazones, las mentes y las acciones”, de Guy Kawasaki

Comparte:

(Nota completa en el blog)

 

Guy Kawasaki es una celebridad en los campos de las nuevas tecnologías y el marketing. A mediados de los años 80 fue responsable del marketing de Macintosh, lo que hoy conocemos como Apple. En gran parte, su visión y trabajo ampliaron la base de clientes de la compañía y colocaron los cimientos de una estrategia de marketing que la empresa sigue usando hasta nuestros días.

Su aportación más importante fue implementar el concepto de evangelizar, es decir, captar posibles clientes e introducirlos por primera vez al mercado de la tecnología. Fue entonces cuando Guy desarrolló la idea de “cautivar” como táctica de ventas y marketing.

 

De acuerdo a Guy Kawasaki, el principio de cautivar puede suceder en cualquier relación, la que tienes con tus familiares y amigos, la que mantienes con tus clientes, con tu jefe y con tu compañeros de trabajo. Es un concepto al servicio de quien ve el mundo de manera positiva y con mente de crecimiento. Quien está dispuesto a conocer más de las personas con las que se relaciona y entender más de ellos.

 

Cuando cautivas a alguien le provocas una sonrisa, y esa emoción vivirá para siempre como liga entre el consumidor y tu producto o servicio. Por eso, cautivar es la habilidad más relevante en el mundo de las redes sociales, porque toca el corazón de las personas y las coloca en el centro de la acción como la parte más importante de cualquier transacción. Cautivar no es vender, es convencer a todo el mundo que compartes su sueño y que es posible alcanzarlo, que lo que se necesita es tomar acción y tú estás ahí para ayudarlo.

 

Y ahora que ya sabes que es cautivar, estas son las…

 

6 enseñanzas de “Cautivar: Cómo se cambian los corazones, las mentes y las acciones, de Guy Kawasaki”.

 

Notas completas de este episodio en el blog.

 

Comparte:
×
¡Regístrate en InconfundibleMENTE!
¡Regístrate en InconfundibleMENTE!