¿Eres un profesional de la era digital?

Comparte:

Estamos viviendo un momento decisivo para la humanidad, por primera vez en la historia, la tecnología se ha insertado en todos los aspectos de nuestra vida personal y profesional.

 

(Versión en video)

 

Por supuesto los cambios que esto ha traído producen incertidumbre, estrés y ansiedad: se avecinan muchos retos y seguramente también muchas oportunidades. Apenas estamos empezando lo que se conoce como la revolución digital y los expertos concluyen que, en menos de 5 años, por lo menos el 50% de los empleos mecánicos y repetitivos van a desaparecer, pero al mismo tiempo se calcula que los trabajos asociados a la economía y procesos digitales van a aumentar en un 500%.

 

La tecnología ya es fundamental en las organizaciones, y es tan disruptiva que ha tomado el dominio de las cosas, hoy es imposible tomar una decisión de trabajo o negocios sin considerar la velocidad de los cambios que se vienen, la amplitud de la transformación y el impacto que tendrá en las personas. Y sin embargo, la enorme mayoría de profesionales no están listos para este paradigma, peor aún, muchos no han empezado a reinventarse.

 

Reinventarse no es lo mismo que adaptarse

No vayas a pensar que tener una computadora personal, un teléfono inteligente y una conexión a Internet bastan, no, reinventarse no es lo mismo que adaptarse, es un proceso más elaborado, por que tiene que ver con la manera de pensar.

Trabajar desde casa, hacer compras en Internet y comunicarte por WhatsApp es apenas una pequeñísima parte de lo que se necesita para ser un profesional de la era digital.

 

Por ejemplo, hace unos pocos años, ¿quién hubiera imaginado que dos personas separadas geográficamente, sin conocerse físicamente, con visiones completamente diferentes del mundo y culturalmente antagónicas podrían colaborar, y trabajar en tiempo real en un mismo proyecto o documento? Este es el ejemplo perfecto para comprobar que el impacto que la tecnología ha tenido en las organizaciones ha sido inmenso, pero sin duda, el impacto que tiene en las personas es mucho mayor. Hay que empezar a ver las cosas de otra manera.

Así que no hay tiempo que perder, no esperes que la compañía o el gobierno se preocupen por ti, que te preparen y te ayuden a desarrollar las habilidades para el futuro, el cambio es tan profundo y rápido que muchas organizaciones están luchando por adaptarse ellas mismas, algunas lo van a lograr, muchas otras no, tu futuro no puede depender de eso, tiene que depender de las acciones que tomes tú.

 

Para empezar, hay que ser consciente que la tecnología va a dominar el futuro, así ha sido siempre y no hay señales de que eso vaya a cambiar, no tiene caso resistirse a la transformación, es mejor montarse en esa ola y reinventarse de la misma manera, con fuerza, determinación y evolucionando todo el tiempo. Por que contrario a lo que pasaba hace algunas décadas, cuando un título universitario y las habilidades que se habían aprendido era suficientes para garantizar una vida próspera por mucho tiempo, la era digital nos exige aprender cosas nuevas todos los días, funcionar en escenarios desconocidos y crear soluciones revolucionarias.

En la era digital nadie va a permanecer muchos años haciendo el mismo trabajo, ni los negocios serán los mismos con el paso del tiempo.

 

 

¿Qué sigue? ¿Qué podemos hacer?

El reto más grande es que el cambio está pasando ahora mismo, en tiempo real, y como mencionamos, las organizaciones, incluidas las instituciones educativas, no están listas.

Es muy probable que para cuando termine sus estudios alguien que está empezando hoy, lo que aprendió ya sea obsoleto. Es natural, los profesores no tienen la experiencia de campo de lo que está pasando, no han desarrollado las habilidades que se necesitan para instruir a los jóvenes y dotarlos del conocimiento y competencias para funcionar en el mundo laboral cambiante.

Y de las personas con experiencia ¿qué podemos decir?

Que lo primero que tienen que hacer es desaprender, olvidar muchos de los hábitos, practicas y por qué no decirlo, vicios que se tienen al hacer su trabajo, solamente así harán espacio para adquirir, asimilar y poner en práctica al conocimiento que se necesita hoy, de lo contrario muy pronto serás considerado una analfabeta digital.

 

Piensa que las cosas, todas las que tienen que ver con el trabajo, pueden ser diferentes, y que van a cambiar muy pronto otra vez. Así que tú capacidad para conseguir y retener un buen trabajo, es decir tu nivel de empleabilidad, o tu éxito como emprendedor o profesional independiente dependen de tu capacidad para reinventarte constantemente y tu creatividad. Tu futuro está determinado por tu habilidad para tomar decisiones, generar y gestionar productos y/o proyectos digitales y tu habilidad para comunicar lo que haces. Todo esto se resume en 6 paquetes de habilidades que te garantizan funcionar a un nivel extraordinario a partir de ahora.

 

 

Estas son 5 habilidades que todo profesional debe de tener en la era digital:

1) Habilidades para comunicarse en plataformas digitales

Además de las habilidades tradicionales como leer, hablar y escribir de manera clara y concisa, tenemos que agregar la capacidad para comunicarse de manera digital, puede ser en redes sociales o cualquier otra plataforma o herramienta.

Esto incluye, por ejemplo, la capacidad para crear un video corto en el que expliques algún proceso del trabajo o las ventajas de tu producto. Crear una presentación de ventas para compartir a través de LinkedIn o WhatsApp y, la más usual y recurrida en nuestros días: liderar una reunión de trabajo a través de Zoom. Todas estás vías de comunicación requieren una serie de habilidades, muchas de ellas estrechamente ligadas a la inteligencia emocional, que limitan o amplían la posibilidad de crecimiento de acuerdo con su implementación. No se trata de saber utilizarlas, se trata de cómo sacas ventajas de ellas para conseguir lo que quieres, no lo que alguien más te dice que tienes que hacer.

 

2) Habilidades para aprender de manera independiente a través de Internet

Aprender de manera independiente significa tomar la responsabilidad absoluta de tu capacitación. Tienes que pensar y actuar de manera proactiva. Primero para averiguar qué necesitas aprender, qué habilidades está demandando el mercado, y entonces identificar quien o qué institución es la más indicada para que lo aprendas.

Aquí no me refiero a estudios muy avanzados de maestría o doctorado, son habilidades que se utilizan todos los días en el trabajo, así que muchas veces, el lugar para aprenderlo no es necesariamente el que tiene más prestigio o es más caro.

Aprender de manera independiente requiere de un elevado nivel de compromiso, autoestima y responsabilidad. Es muy importante el autoconocimiento y autocontrol. Sobre todo si consideramos que el proceso de aprender, desaprender y aprender otra vez se va a prolongar por mucho tiempo, una y otra vez tendrás que adaptar tus competencias a sistemas nuevos, así que lo mejor es adoptar la mentalidad del estudiante casi eterno.

 

3) Habilidades para trabajar en equipo

Es cierto, mucha gente trabaja de manera independiente o de manera remota, pero eso no significa que no trabajen en equipo, al contario, hoy se trabaja mucho más en equipo, pero de manera diferente, se comparte el conocimiento y se complementan las habilidades. Los equipos son más dinámicos y diversos que antes, la flexibilidad y empatía son fundamentales.

Hay que saber colaborar, resolver problemas a distancia y anticipar las necesidades de los colaboradores. Compañías pequeñas, grandes corporaciones o trabajadores independientes dependen de la colaboración, hacer de esto una habilidad es muy importante.

 

4) Habilidades para pensar fuera de la caja

Creatividad, originalidad, pensamiento lateral, resolución de problemas y diseño e implementación de estrategias entre otras son las habilidades que definen a las compañías y los profesionales. Por eso, pensar fuera de la caja es una de las habilidades más importantes de la era digital. Todos los días nos enfrentamos a situaciones y problemas nunca antes vistos, para moverse adelante hay que pensar de manera creativa.

La creatividad no es un toque mágico de algunos cuentos, es una habilidad más que se puede desarrollar con preparación y trabajo, tienes que hacerlo.

Dos cosas muy importantes respecto a esto, la creatividad se necesita en todos los departamentos y a todos los niveles. Si no te consideras una persona creativa, no te preocupes, se puede desarrollar, y leer este texto es muestra que algo de curiosidad tienes, con eso se puede desarrollar la creatividad a cualquier nivel.

 

5) Habilidades de gerencia y liderazgo

La capacidad de manejar equipos y liderar proyectos será cada día más importante. Si trabajas en una compañía, es la única manera de progresar, y si eres emprendedor por que tu tomas todas las decisiones.

Alguien con habilidades de manager y liderazgo sabe que el conocimiento es útil cuando se pone en práctica, así que no tiene miedo de hacerlo, probar, equivocarse, aprender y rectificar. Además, asume que el conocimiento se tiene que renovar constantemente para que no se vuelva obsoleto y que la mejor manera de hacerlo es debatiendo los ideas y puntos de vista. Es necesario, y cada día será más, empoderar a las personas con las que trabajas, generar buenos ambientes de trabajo y fomentar la experimentación.

 

Conclusión:

Desarrollar habilidades es relativo al contexto en el que nos encontramos. Por ejemplo, la creatividad no es lo mismo para un diseñador de aplicaciones móviles que para un asesor en finanzas personales. Pero el momento histórico, es el mismo para los dos, es decir, ambos tienen que pensar que todo lo que hacemos hoy tiene un componente digital, y tiene que entender un poco ese lenguaje, porque esa condición, de ser un momento digital hace que sus posibilidades de generar productos, servicios o resolver problemas sean muchas veces infinitas, muy baratas y escalables.

Por esto, todos tenemos que pensar que el conjunto de habilidades que revisamos hoy se tienen que desarrollar en ese escenario, en el mundo que vivimos, en el mundo digital.

No hay que ser experto, pero si hay que entenderlo, sentirse cómodo, experimentar, atreverse. Aprende a comunicarte, a formarte, a trabajar en equipo, a pensar de manera creativa y a liderar en el espacio digital, si no lo haces hoy, pronto vas a ir muy tarde.

 

Comparte: