fbpx Skip to content

Libros que han cambiado mi vida: Hábitos atómicos, de James Clear

Comparte:

Reseña y enseñanzas principales del libro: Hábitos atómicos, un método sencillo y comprobado para desarrollar buenos hábitos y eliminar los malos, de James Clear. 

 

Si te pregunto cuántos hábitos tienes, estoy casi seguro que no lo sabes. Cuando pensamos en hábitos, de manera natural pensamos en acciones grandes que parecen tener mucha influencia -buena o mala- en nuestra vida, acciones como correr 5 kilómetros diarios, fumar una cajetilla de cigarros a la semana o leer dos libros al mes. Pero por definición, los hábitos son comportamientos que tenemos de manera automática o con muy poco raciocinio. Van desde tomar el café negro o con dos cucharadas de azúcar, revisar redes sociales inmediatamente después de despertar, contestar emails antes de salir de la casa, vestir siempre de negro, comer en el escritorio, ver dos horas de televisión antes de dormir, etc.

 

Muchas de las acciones que hacemos cotidianamente parecen tan insignificantes que no nos damos cuenta del enorme poder que tienen sobre el curso de nuestra vida.

 

Por ejemplo, qué pasa si ahorras todos los días 10 pesos. Parecería algo intrascendente, 10 pesos posiblemente no impactan tu economía, pero si lo haces de manera ininterrumpida por un año, y además sumas los intereses que has ganado, entonces hablamos de un impacto notable.

En Hábitos atómicos, James Clear expone todos los antídotos posibles para terminar con los malos hábitos, desarrollar nuevos y más saludables, aprovechar su poder sobre nuestra vida y alcanzar metas más grandes en el mediano y largo plazo.

Clear propone que nuestro comportamiento no sucede de manera espontánea, es el resultado de una acción inicial que desata una cadena de tareas. Por esto mismo es tan importante desarrollar hábitos saludables, por que cuando empiezas la serie con algo bueno, es más natural que cosas buenas le sigan.

 

La idea fundamental de los hábitos atómicos es dar importancia a las pequeñas cosas que hacemos todos los días, y no pensar en transformar nuestro comportamiento y esperar grandes resultados de manera repentina.

 

Propone hacer el compromiso de mejorar todos los días un 1% en un algo. Efectivamente, la mejoría no se hace presente de manera inmediata, pero a lo largo de tiempo se convierte en un hábito que transforma nuestro porvenir.

Pero, para aprovechar al máximo las acciones pequeñas, tenemos que cambiar nuestra manera de ver nuestro comportamiento y entender la manera de cambiarlo. Es fundamental pensar en los hábitos como acciones que dan forma a nuestro comportamiento, que nos ayudan a obtener resultados, que diseñan procesos y definen nuestra identidad.

Si estás listo para dejar atrás los hábitos malos y desarrollar buenos, sigue leyendo…

 

4 enseñanzas de: Hábitos atómicos, un método sencillo y comprobado para desarrollar buenos hábitos y eliminar los malos, de James Clear

 

1) Todos los hábitos, incluso los más pequeños y que parecen insignificantes, tienen una enorme influencia en nuestro bienestar

Vivimos tan deprisa que no nos damos cuenta de la enorme influencia que tienen en nuestra vida las pequeñas acciones que realizamos todos los días. Muchas veces, el cambio generado por esas acciones es tan pequeño que pasa desapercibido para nosotros. Estamos acostumbrados a los resultados inmediatos, así que para bien o para mal, un pequeño cambio nos parece trivial. Correr un día 20 minutos no te pone en forma ni te convierte en atleta, correr 20 minutos 5 veces a la semana durante 3 meses te convierte en otra persona.

Tienes que entender que si quieres cambiar de manera positiva tu vida, la paciencia y confianza son indispensables. Si por el momento no ves los resultados esperados, no te concentres en el lugar a donde quieres llegar, enfócate en las acciones. Cambiar tu vida no requiere cambios gigantes y trascendentales, sino modificar las pequeñas cosas que repites todos los días acumulando pequeñas victorias.

 

2) Los hábitos son comportamientos que aprendimos a través de la experiencia y que realizamos de manera automática

Cuando entras en una habitación oscura, de manera instintiva enciendes la luz, es una acción que automatizamos a partir de la experiencia. Todos los hábitos inician con un detonador, la acción es la búsqueda de la solución a ese problema y la recompensa es el caramelo que nos invita a repetirlo una y otra vez.  Por ejemplo, hoy en día, cuando sientes que estás aburrido, casi de manera instintiva buscas tu teléfono celular para revisar las redes sociales y encontrar algo que te cambie el estado de animo.

Como sabemos el mecanismo por el cual se generan los hábitos, podemos diseñar ecosistemas que nos permitan generar cadenas de acciones más productivas. Por ejemplo, sabemos que todas las mañanas vamos a tener hambre, sabemos que vamos a buscar algo en el refrigerador. Con lo cual, si llenamos el refrigerador de comida saludable, la respuesta será el inicio de una cadena productiva de acciones.

 

3) Desarrollar hábitos duraderos requiere un plan de acción y una recompensa

Cuando experimentamos algo que nos produce placer, el cerebro destila dopamina, la hormona que nos hace sentir bien. Nuestro cerebro es tan flexible que incluso puede generarla en anticipación a vivir la experiencia. Es por esto que antes de una fecha importante como la Navidad, en la que sabemos que vamos a pasar un buen momento, ya estamos emocionados. Conocer el sistema de recompensas del cerebro nos permite jugar con ello para crear ecosistemas y planes que nos permitan cultivar hábitos saludables.

Si quieres desarrollar el hábito de correr pero no te entusiasma, desarrolla un sistema que lo haga más fácil. Por ejemplo, prepara la ropa desde un día antes, decide exactamente qué días vas a correr; no lo dejes al azar y elabora una ruta que termine en un café en el que te gusta desayunar.

 

4) Integra una pequeña recompensa inmediata a los hábitos que quieres desarrollar y mide constantemente tus progresos

Por más intentos que hacemos, la sociedad en que vivimos nos empuja a favorecer la gratificación inmediata. Preferimos experimentar un poco de placer inmediato en lugar de esperar por algo mejor. Pues tendemos a pensar que esto no va a pasar. Ir al gimnasio no nos hace delgados de manera inmediata, pero comer un pastel sí nos hace sentir bien ese preciso momento. Por eso, cuando queremos desarrollar hábitos nuevos, tenemos que encontrar la manera de premiarnos lo antes posible y no desencadenar una letanía de acciones negativas.

Como ejemplo, James Clear nos platica la situación de una familia que quería comer más saludable y ahorrar dinero. Empezaron por cocinar en casa para evitar comer fuera, y cada vez que dejaban de salir a comer transferían una pequeña suma de dinero a una cuenta de banco destinada a pagar unas vacaciones en Europa. El ahorro diario era módico, pero el hecho de transferir el dinero y monitorear constantemente sus ahorros los inspiraba a continuar.

 

James Clear, autor de Hábitos atómicos

 

Conclusiones

De acuerdo a James Clear, los hábitos que definen nuestra vida son las pequeñas acciones que repetimos todos los días de manera casi automática. A pesar de parecer pequeños e insignificantes, la suma de muchos pequeños logros impacta de manera definitiva en el mediano y largo plazo.

Clear nos recomienda enfocarnos tanto en el proceso como el resultado, y diseñar ecosistemas en los que las acciones positivas tengan más oportunidad de crecer.

Es muy importante cambiar nuestra manera de pensar en torno a los hábitos, nuestro comportamiento y los objetivos que queremos alcanzar. Correr un maratón no te convierte en corredor, perder peso no te hace una persona sana, ni escribir un libro te transforma en un escritor.

Tus objetivos, además de hacerte sentir bien, tienen ser parte de un proceso que defina tu identidad y contribuya a la búsqueda de resultados satisfactorios. Piensa en todas las cosas que tienes que hacer para convertirte en atleta, escritor, una persona sana o cualquier cosa que quieras ser. Empieza modificando una pequeña conducta y traza a partir de ella los siguientes pasos. No esperes resultados inmediatos, disfruta cada parte del proceso y cuando menos los creas, serás la persona que siempre has querido ser.

 


 

¿Te interesan más reseñas de libros? Visita esta sección de nuestro blog 👈🏻

También te invitamos a descargar el folleto con los 15 libros de productividad y desarrollo profesional.

Es una recopilación de los libros recomendados por muchos de los expertos exitosos que hemos tenido como invitados en el podcast a lo largo de más de 2 años.

En este folleto gratuito vas a encontrar una breve descripción del libro, además de la liga a la entrevista original donde fue recomendado.

 

 

Comparte: