fbpx Skip to content

La mejor rutina digital mañanera

Comparte:

¿Te imaginas vivir en la época de las posibilidades infinitas, pero hacer todos los días lo mismo y pensar que eres completamente libre de hacer lo que quieres?

Es muy probable que no te hayas dado cuenta, pero gracias a la influencia de la tecnología hoy tienes una rutina digital mañanera que alimenta los intereses de alguien más.

Si eres de los que al despertar lo primero que hace es tomar el teléfono celular para revisar las redes sociales, leer las noticias, comentar en un chat de WhatsApp o enviar un par de correos electrónicos antes de desayunar, podemos considerar que eres parte del club que ha sido engañado. Todas las redes sociales y aplicaciones en nuestro teléfono funcionan con la ayuda de un algoritmo, que entre más utilizamos más nos conoce, nos influye y por supuesto, nos manipula. Podemos pasar horas enteras saltando de una aplicación a otra consumiendo contenido perfecto para nuestro gusto, y vivir la ilusión de que estamos aprendiendo, informándonos y pasándola muy bien, pero la verdad es que, sin darnos cuenta, durante ese tiempo nuestros objetivos se han puesto en pausa.

Tener una rutina digital mañanera no es malo, pero tiene que estar diseñada específicamente para servir a tus objetivos y ayudarte a alcanzar más metas. Porque cuando una rutina es integral se convierte en una herramienta y es tan poderosa que te genera mejores días como resultado de facilitar tu trabajo, mantenerte enfocado en las prioridades, liberar tiempo para realizar tareas creativas, diseñar una estrategia, mantener los niveles de estrés en un nivel bajo y ponerte de buen humor.

No existe un modelo perfecto de rutina digital mañanera, cada quien tiene que diseñar la suya de acuerdo a sus posibilidades y necesidades, la única condición es que la rutina se adapte a lo que tú necesitas y no que tus días se acomoden a la rutina. Procura que no sea aburrida ni engorrosa pero que tenga la estructura suficiente para tomar el control de tus días, aprovecha las posibilidades que nos brinda la tecnología y diviértete con ella. Yo no quiero que dejes tu teléfono celular por las mañanas, yo quiero que lo utilices como un instrumento para trabajar los 5 aspectos que tienen que mejorar una buena rutina.

Las 5 razones de la semana dan cuenta de los 5 aspectos que una rutina digital mañanera mejora cuando está bien diseñada. No lo dejes para mañana, descarga algunas aplicaciones y utiliza otras que ya tienes, diviértete tomando el control absoluto de tus días.
 

 

1.- El aspecto físico

Estar sano no es nada más estar en forma, es estar lleno de energía y visión positiva para la vida.

Empezar el día haciendo ejercicio es una de las mejores maneras de bajar los niveles de estrés, cargarte de energía y fomentar tu creatividad. Existen miles, tal vez millones de aplicaciones para realizar rutinas de ejercicio en casa o en el gimnasio. Busca la que más se acomode a tus necesidades y presupuesto pero no dejes de hacer ejercicio en las mañanas.

Una pequeña caminata o unos minutos de yoga bastan para empezar el día con el pie derecho. Personalmente, no puedo empezar mis día sin hacer ejercicio y monitorear mi progreso con Map My Run.
 

2.- El aspecto mental

Es imposible que le pase algo bueno a quien todo el tiempo piensa de manera pesimista. Pensar de manera optimista es una herramienta fundamental para tener días productivos y alcanzar objetivos grandes.

No llenes tu cabeza de noticias alarmistas, aléjate de los noticiarios y redes sociales que promueven información pesimista que eleva tus niveles de estrés. Es importante estar informado, pero más importante es tener la información correcta para decidir lo mejor para ti, no para los medios masivos de información.

Haz un espacio durante la mañana para llenar tu cabeza con información que alimente tu optimismo. Escucha una meditación para echar a andar el cerebro o escucha un podcast en el que puedas aprender algo (no olvides que en InconfundibleMENTE tenemos uno en donde recibimos invitados cada jueves para platicar sobre diversos temas como liderazgo, felicidad, bienestar y dinero)

Si utilizas Twitter, Instagram o Facebook, cura minuciosamente las cuentas que sigues, asegúrate de que sea información fidedigna y sobre todo, estimulante. Diviértete en las mañanas, busca historias de éxito, ve imágenes alegres o escucha a emprendedores exitosos.

Todos mis días, sin excepción, hago espacio para escuchar por lo menos un podcast en Spotify, generalmente entrevistas a personas exitosas que me inspiran. También escucho por algunos minutos un audiolibro en Audible y leo las noticias en Twitter.
 

3.- El aspecto emocional

De unos años a la fecha, la inteligencia emocional se ha convertido en un pilar del desarrollo personal. Un profesional competente tiene que entender, manejar y estimular sus sentimientos y los de las personas cercanas.

Ser agradecido y compartir con tus amigos y familia lo bueno que hay en el mundo tiene beneficios en muchos niveles. Además de mejorar tus relaciones, contribuye de manera positiva a tu salud física y mental.

Si todavía no lo haces, empieza por escribir un diario, basta con hacer una lista todos los días de 2 o tres pequeñas cosas por las que estás agradecido. No tienen que ser enormes, basta con dar gracias por tener una casa, familia y estar vivo. Después, comparte con tu familia, contactos o equipo las noticias buenas que hayas leído, revisa sus publicaciones en redes sociales y comenta, comparte, contribuye.

Es imposible abrazar físicamente a todas las personas que conocemos, pero dejar un mensaje en Facebook, Instagram o LinkedIn tiende puentes de manera sorprendente. Yo sé que las redes sociales han sido satanizadas últimamente, pero sinceramente no juego ese juego. Todos los días reviso qué está pasando con personas que quiero pero no puedo ver, comento en sus publicaciones y las comparto cuando sé que pueden ser del interés de alguien más.
 

 

4.- El aspecto profesional

Cómo aprovechamos los primeros minutos de la mañana determina el cauce del día. Cuando sientes pasión por lo que haces es difícil alejarte del trabajo por mucho tiempo y eso no tiene por qué estar mal. Invierte unos minutos en la mañana para definir cómo quieres que termine tu día. Tú decides si trabajas bajo la agenda de alguien más o si sus objetivos están por encima de todo.

Nunca empieces el día contestando e-mails, pero revisa tu lista de tareas y define las tres acciones más importantes del día, aparta tiempo para lo más importante y deja margen para atender de manera secundaria las urgencias de alguien más.

Todoist es mi aplicación favorita para manejar mi lista de tareas: en menos de dos minutos puedo organizar mi agenda completa y seguirla al pie de la letra.

 

5.- El aspecto personal

Nadie respeta a quien no se respeta primero a sí mismo.

Si no te preocupas tú por mejorar todos los días algún aspecto de tu vida, nadie lo hará por ti. Cuídate a ti mismo, diviértete y alimenta las cosas que te motivan. Avanza tu propósito o misión en la vida, estoy seguro que sea lo que sea, hay un tipo de planeación que puedes utilizar para hacerlo.

¿Te interesa la educación? pues aprende algo en la mañana, ¿quieres mejorar el mundo?, comparte información con valor, ¿quieres crecer profesionalmente?, mejora tu marca personal o si quieres conectar con más personas, empieza un blog.

Decide y establece una misión grande y utiliza las oportunidades que nos ofrece la tecnología para realizarla.

 

Comparte: