50 lecciones del peor año de nuestras vidas

Comparte:

¿Qué no podemos decir de 2020?, se me ocurren muchos adjetivos para calificar un año que vamos a recordar siempre. Marcado por tragedias personales e incertidumbre profesional, 2020 se ha ganado a pulso la etiqueta de año maldito. No quiero entrar al debate de las causas, no me preocupa saber si lo que estamos viviendo fue causado de manera deliberada o un accidente de la naturaleza, finalmente sea lo que sea se escapa a mi control y no hay algo que yo pueda hacer para modificarlo.  

 

Lo que es cierto es que 2020 nos ha marcado a todos. Habrá quien recuerde esta etapa como un momento muy triste por la pérdida de alguien cercano, y otros, obligados a cambiar su rutina, lo recordarán como el año en el que trabajamos desde casa y como el “boom” de las video llamadas.  

Al final cada quien hará un corte de caja para decidir qué gano y qué perdió en el año que vivimos a distancia. 

 

Hoy quiero compartir parte de mis reflexiones, y exponer las lecciones que me ha dejado vivir el peor año de la era moderna.  

 

 

  1. No te preocupes, ocúpate. 
  2. Las malas situaciones pueden ser una oportunidad disfrazada. 
  3. No olvides tus valores, todo lo que hagas enmárcalo en ellos y te vas a sentir mejor.  
  4. En todo momento procura mantener la calma, nunca permitas que el caos te tome como rehén.
  5. No te juzgues muy duro, se bueno contigo mismo, consiéntete. 
  6. La verdadera cara de la vida y las personas se ve en los tiempos de crisis.  
  7. De vez en cuando baja la velocidad a la que vives, respira y disfruta los detalles. 
  8. El cuidado personal no es un lujo, es una prioridad. 
  9. Ser libre no es gratis ni debe tomarse a la ligera.  
  10. El tiempo es un recurso limitado, no lo desperdicies en cosas o personas que no agregan valor a tu vida. 
  11. Todo lo que hagas debe tener una misión más grande que tú. Tu futuro puede depender de ello. 
  12. Las cosas no siempre son lo que aparentan, la primera impresión muchas veces es un espejismo. 
  13. Todo el mundo necesita una razón para vivir. Recuerda siempre la tuya.
  14. Vive el presente, el pasado es un recuerdo, el futuro no te pertenece.  
  15. Cuando algo te molesta, acéptalo, te va a molestar menos. 
  16. Tu felicidad es tu responsabilidad, tú la creas con tus acciones. 
  17. Si no tomas decisiones, alguien más va a decidir por ti. 
  18. Tu tiempo y atención es lo más valioso que le puedes dar a alguien más, no lo malgastes. 
  19. No desperdicies energía, es otro recurso no renovable. 
  20. claro en tus decisiones, muchas cosas dependen de ello. 
  21. Algunas personas no se dejan o no quieren ser ayudados, acéptalo y sigue adelante.
  22. Los problemas forman a personas fuertes, las personas fuertes crean soluciones para los problemas. 
  23. Existe mucho egoísmo, envidia y necedad en el mundo, que no te distraigan. 
  24. No tienes que ser productivo todo el tiempo, el descanso es tan importante como el trabajo. 
  25. Encuentra una manera de liberar tu enojo, tu frustración o tu impotencia sin ofender o molestar a alguien más. 
  26. Escucha y sigue tus instintos. 
  27. Nadie sabe mejor que tú qué es lo que te conviene, escucha opiniones pero decide tu mismo. 
  28. Nada se queda estático por mucho tiempo. Si no mejora, entonces está empeorando.  
  29. Estar solo no significa soledad, aprende disfrutar tu propia compañía. 
  30. No juzgues a nadie cuando los conozcas, todo el mundo está luchando una batalla personal. 
  31. Establecer objetivos inteligentes es una meta de campeones, pero cambiarlos en el camino, ser flexible y adaptarse es todavía mejor. 
  32. La concentración es un súper poder, apréndelo. 
  33. Muchas veces quedarse callado es la mejor respuesta, no es necesario tener siempre la última palabra. 
  34. La salud financiera es importante, la educación financiera puede salvarte. 
  35. El dinero que ahorres hoy será mucho más útil mañana. 
  36. Invertir en educación y aprender o mejorar las habilidades, los conocimientos y las competencias necesarias es una de las mejores inversiones que puedes hacer. 
  37. Somos capaces de mucho más de lo que pensamos. 
  38. Tú estás en control de tu mente, tu tiempo y tu destino, asúmelo.  
  39. Las acciones dicen más que las palabras. 
  40. Aprende a responder y no a reaccionar, la inteligencia emocional es la clave de las buenas relaciones y decisiones.  
  41. No des nada por hecho, investiga y forma tu opinión con la mayor información posible. 
  42. En todas las situaciones prepárate para lo peor, pero espera lo mejor. 
  43. Aprecia las cosas que tienes, seguramente es más de lo que necesitas 
  44. Pedir ayuda no está mal. 
  45. El miedo te puede controlar únicamente si tu lo permites. 
  46. Mantén el foco de tus prioridades, organiza tu agenda y días de acuerdo a ellas. 
  47. No pierdas una oportunidad de decirle alguien que lo aprecias o lo quieres. 
  48. No sigas, lidera sin importar tu jerarquía en el equipo. 
  49. Mejora tu resiliencia, nunca está de más. 
  50. Invierte, invierte, invierte más en tus relaciones y tu equipo. 

 

Comparte: