fbpx Skip to content

Los 5 dispositivos básicos para trabajar desde casa

Comparte:

Nos gusta pensar que el problema no es nuestro, que la solución es responsabilidad de alguien más y que no nos afecta porque estamos más allá del bien y el mal. Pero no, precisamente el problema empieza en esa manera de pensar.

Queramos o no, estamos instalados en la llamada “nueva normalidad”, y dependiendo de la óptica de cada quien, esto es un obstáculo o la más grande de las oportunidades.

 

El impacto de la pandemia ha sido tan profundo que nadie se escapa de su efecto. Si todavía no pasa, es cuestión de tiempo para que las empresas hagan ajustes serios para poder seguir adelante. Estos pueden ir desde transformar su modelo de negocio y operaciones, achicar sus lujosas y muy onerosas oficinas, hasta recortar parte de su personal.

Para muchos de nosotros, esto puede representar la pérdida del trabajo, la cancelación de un contrato, clausurar un emprendimiento o sencillamente acostumbrarnos a trabajar desde casa algunos días, semanas, meses o de manera definitiva.

 

No importa cómo se resuelva o lo que se decida, porque sea lo que sea está fuera de nuestro control. Lo único sobre lo que decidimos es cómo reaccionamos a lo que nos pasa y cómo nos reinventamos. Puedes esperar a que las cosas se acomoden sin tu intervención, o puedes empezar a organizar tu futuro tú mismo. Ahora ves por qué el problema sí es de todos.

La historia y experiencia personal nos dicen que inmediatamente después de una crisis crece la innovación y el desarrollo de nuevos negocios. Más temprano que tarde atravesaremos por un período plagado de oportunidades, pero no estarán disponibles para todos sino únicamente para quien se haya preparado.

 

Reinventarnos significa “desaprender” antiguos vicios y abrir espacio para habilidades nuevas, sustituir hábitos nocivos por costumbres útiles y mejorar nuestros ecosistemas por completo. Son muchas las cosas que requieren nuestra atención -por supuesto no pretendo que ataques todas al mismo tiempo-, pero puedes empezar reorganizando tu espacio de trabajo para crear un espacio funcional, inspirador y dinámico.

Trabajar desde casa no fue una estrategia planeada, más bien una decisión desesperada y de primeros auxilios. Obviamente la mayoría de personas no contaba -ni cuenta- con un espacio adecuado para trabajar en casa, pero eso no importó, hoy es tu responsabilidad organizarlo. Entiendo que esto puede ser un gran reto, pero si no lo haces, la otra opción es quedarte fuera de la jugada.

Para organizar tu espacio de trabajo no pienses en función de las dimensiones, lo importante es tener lo mínimo indispensable para sentirte a gusto y actuar.

 

Las 5 razones de la semana enumeran los 5 dispositivos necesarios para trabajar desde casa, para crear un ecosistema único en el cual puedes explotar tus habilidades al máximo, y al mismo tiempo que cumples con tus responsabilidades diarias, tengas energía para crear oportunidades nuevas o aprovechar las que se presenten en el camino.

 

 

Photo by Michael Soledad on Unsplash

 

1: Computadora o tableta

Si por alguna razón no tienes una computadora o una tableta en casa, es momento de hacerte de una. Es lo mejor que puedes tener para funcionar profesionalmente desde cualquier lugar. La marca no es lo más importante, sino la capacidad, funcionalidades y durabilidad.

De acuerdo al trabajo que realices, determinarás qué especificaciones mínimas requieres, como espacio de disco duro, memoria RAM y velocidad de procesador.

 

2: Teléfono inteligente

El teléfono móvil se ha convertido en la herramienta de herramientas. Por favor no pienses que es únicamente un aparato para comunicarnos, hoy en día es mucho más. No tienes que comprar el más caro, pero sí lo tienes que ver como una inversión, así que compra el mejor dentro de tu presupuesto.

El teléfono inteligente es la perfecta herramienta para estar conectado, informado y en constante aprendizaje.

 

3: Silla ergonómica

¿Quién tenía una buena silla de oficina en su casa?, ¡casi nadie!. Las silla de cualquier comedor o de mobiliario de casa no están diseñadas para pasar muchas horas en ellas. Además de comodidad por largas horas, se requiere soporte para tu espalda y zona lumbar.

Si puedes llevarte a casa la silla de tu oficina, no lo pienses dos veces. Si eso es imposible, considera comprarla, es una magnifica inversión. Existen muchas sillas de gran calidad a todos lo precios.

 

4: Monitor y teclado

Trabajar más de dos horas en una laptop o computadora personal no es eficiente ni recomendado. No solo por el área reducida del monitor, sino por la posición que nos obliga a adoptar.

Un monitor y un teclado son otra buena y necesaria inversión. Esto te permite tener varias pantallas abiertas al mismo tiempo, tener diferentes aplicaciones trabajando y cambiar de tarea de manera más rápida. Además, te ayuda a mantener una postura más erguida que beneficia tu espalda y cuello.

 

5: Audífonos con micrófono

Si compartes tu espacio de trabajo o estudio con más miembros de la familia, necesitas cierto nivel de privacidad. Lo mejor que puedes hacer es utilizar un buen par de audífonos. Los hay de todos los precios, niveles y características.

Salvo que realices trabajos en producción audiovisual o en la industria de la música, no necesitas nada muy sofisticado, lo que sí es importante es que tengan micrófono integrado, para que puedas usarlos en tus llamadas o videoconferencias.

 

Photo by James McDonald on Unsplash

 

 

Nos estamos acercando a 4 meses de trabajar desde casa, y no sabemos cuánto tiempo más estaremos medianamente confinados, o si en algunas industrias se convierte en una práctica definitiva. Lo que es cierto es, como indican los estudios, que la productividad no ha disminuido, por el contrario, en algunos sectores se ha visto un aumento en las horas trabajadas y en la eficiencia del personal.

Es una realidad, la práctica de trabajar remotamente experimentará un aumento en los próximos años. No esperes más, organiza tu ecosistema para seguir adelante y poder crecer. No gastes de más, no es costo de los dispositivos los que marca la diferencia, sino tu disciplina y enfoque.

Organizar una oficina en casa es una tarea que requiere más tiempo, cuando estés listo te recomiendo leer Cómo organizar tu oficina en casa, es el mejor artículo que he encontrado al respecto.

 

 

Consulta el archivo histórico de Las 5 Razones (no pierden vigencia 😉)

 

Comparte: