fbpx Skip to content

Los 5 secretos de Stephen King para alcanzar el éxito

Comparte:

Antes de publicar Carrie, su cuarta novela, Stephen King había escrito tres libros que fueron rechazados por todas las casas editoriales en Estados Unidos.

Para ese momento y después de muchos años de trabajo y esfuerzo solo había publicado unos cuentos en revistas locales de distribución muy limitada. Agobiado por las necesidades de su familia, King se refugia en un trabajo como profesor y acepta escribir bajo el seudónimo de Richard Bachman en revistas para caballeros. No era la carrera de escritor que había imaginado, pero era una avenida para mantenerse en el juego, conocer de cerca el mercado, ver qué funcionaba y explorar otras oportunidades.

King no era un improvisado en las novelas de horror y ciencia ficción, su interés en ellas se remonta a la década de los 50, aficionado a las series Tales from The Crypt y Creepshow, su trabajo para revistas nacionales lo ayudó a refinar su estilo, encontrar una voz única y conectar con un público más grande.

Desde entonces King ha publicado más de 61 novelas y más de 200 cuentos, ha vendido más de 350 millones de copias y es responsable de algunas de las historias más grandes en la historia del cine, entre sus éxitos se cuentan El Resplandor, Carrie, La Cúpula, El Talismán, Cementerio de Macotas, Cujo y Miseria. Reconocido con el Premio Bram Stocker, el reconocimiento de la Sociedad Inglesa de Fantasía, el reconocimiento de la Sociedad Nacional Del Libro y las Medalla Nacional de las Artes entre muchos más, Stephen King es una de las mentes más creativas, emprendedoras y exitosas de nuestra era.

 

¿Quieres saber cómo ha conseguido todo esto?

Estos son los 5 secretos de Stephen King para alcanzar el éxito

 

1.- Dedícate a algo que podrías hacer completamente gratis todos los días

“Podría hacer esto gratis todos los días, aún cuando me gusta que me paguen por hacerlo”

Alcanzar el éxito en un periodo corto de tiempo es prácticamente imposible. Generalmente es necesario invertir años en el desarrollo de una idea y la propuesta comercial que quieres hacer de ella. Además, para mejorar constantemente en algo, es necesario estudiar de manera ininterrumpida, y eso mucho más fácil y gratificante hacerlo cuando haces algo que te apasiona.

Stephen King fue rechazado muchas veces, pero nunca dejó de escribir, aprender y mejorar.

 

2.- Define tu marca personal de manera honesta y respétala siempre

“Cuando me entrevistan, tienen que estar listos para cloquear las malas palabras, pero es que así hablo y no puedo dejar de hacerlo”

King tardó mucho tiempo en obtener la aceptación de los editores y el público, pero a pesar de ello nunca dejó de ser quien era. Con el paso del tiempo, logró transformar su escritura, adaptar sus historias y personajes pero nunca cambiar su esencia. Stephen King es una marca, su estilo es inconfundible e imposible de repetir.

 

3.- Experimenta en el trabajo, aprende a hacer las mismas cosas de muchas maneras

“Escribir es como cocinar huevos, es siempre lo mismo, pero los huevos se pueden cocinar de mil maneras diferentes”

Es imposible descubrir historias nuevas en la literatura, todas las historias posibles ya han sido contadas, pero a pesar de ello siempre hay espacio para una manera diferente de platicarla. Stephen King no fue el primero en contar las historias que ha contado, pero ha sabido contarlas de mil maneras y hacerlas una vez más únicas.

 

4.- Disfruta el proceso de cualquier proyecto, disfrútalo tanto como el resultado final

“Me divierto mucho buscando las ideas que quiero desarrollar, tanto como el momento de definir a los personajes y cuando veo el libro publicado”

Es cierto que para Stephen King el objetivo final es ver un libro terminado, pero es imposible hacerlo si no te concentras en lo que estás haciendo ahora. Cada paso en la construcción de un proyecto es importante, desarrollarla y disfrutarla contribuye a la realización de un proyecto más sólido.

 

5.- No te avergüences de tus tropiezos y aprende de cada uno de ellos

“Durante años pegué en la pared todas las cartas de rechazo de mis obras, las guardaba para entender por qué me rechazaban y dónde tenía que mejorar”

La única manera de no fracasar es no intentar nada nuevo. Los tropiezos son el mejor maestro que podemos tener, si somos los suficientemente maduros para hacerlos nuestros, estudiarlos y utilizarlos como un escalón para conseguir algo más grande.

 

Conclusión

Reconocido como uno de los autores más creativos, Stephen King asegura que su verdadero talento es desarrollar muchas ideas y quedarse únicamente con las que más le gustan, construir una rutina de trabajo eficiente y comprometida, además de ser generoso y compartir con más personas. Porque los premios, dinero y reconocimientos los tiene prestados, porque como él dice, todos estamos de paso por el mundo.

 

Comparte: