fbpx Skip to content

Se tu propio director de marketing

Comparte:
Voy a suponer, porque así pienso siempre, que en marzo de este año la mayoría de personas tenía una visión positiva del resto del año, incluso, que tenían planes grandes para subir un escalón más, buscar una promoción, quizá cambiarse de trabajo por algo mejor, independizarse o agrandar su negocio y darle un empujón en general a toda su vida. Ocho meses después la circunstancias son diferentes, vivimos parcialmente encerrados y acostumbrándonos a una nueva realidad. Sí, el entorno es diferente, pero los objetivos no tienen por qué cambiar.

Si hace unos meses tenías una meta profesional ambiciosa, ajusta tu estrategia, pero no la abandones. Vivimos el mejor momento para contagiarnos y transmitir cualquier tipo de información, y si algo podemos aprender de las crisis que atravesamos en la vida es que las decisiones que tomamos, las emociones que sentimos y la manera en que nos comportamos están directamente relacionadas a las historias que escuchamos, las que creemos y las que nosotros mismos imaginamos.

Aun cuando vivimos alejados físicamente, las redes sociales nos permiten alcanzar practicamente a cualquier persona del mundo con la que deseamos tener comunicación y utilizar lo que sabemos hacer para elevar su vida. Aprovecha esta coyuntura para contar tu historia, para potenciar tu mensaje y contagiarnos de él. Déjate ver, platícale a tus amigos, tu jefe, tus empleados o competencia por qué eres diferente y cuál es tu verdadero valor. Enseña lo mejor de ti y continúa trabajando por esa promoción que has anhelado, conoce profesionales más capacitados, conecta con personas en otras partes del mundo y contribuye más.

Elaborar un plan de marketing para ti, además de tener enormes beneficios, es necesario. Ser bueno ya no basta, la competencia es tan robusta que es ineludible expresar tu ideas, tus pensamientos y propuestas; diferenciarte con un plan de marketing es la mejor estrategia para no ser excluido del mercado y sus oportunidades. Hoy, un porcentaje alto del marketing personal se desarrolla en los espacios digitales, no los desdeñes, no son entretenimiento y nada más: aprovéchalos.

Hay muchas tareas que podemos delegar para conseguir objetivos, pero comunicar tus valores, compartir tus habilidades y sobre todo acentuar tu potencial es algo que tienes que hacer tú mismo. Piensa y actúa todo el tiempo como tu director de marketing, utiliza todos los espacios y oportunidades para decirnos quién eres y cómo contribuyes a un mundo mejor.

Las 5 razones de la semana subrayan estrategias de marketing para promoverte de manera positiva y convertirte en un referente en tu industria.

Estas son 5 maneras para convertirte en tu propio director de marketing.

 

1.- Utiliza las redes sociales para mostrar quién eres

Se ha escrito tanto a favor y en contra de las redes sociales que yo prefiero asumir que hay parte de verdad en ambas posiciones, y con una actitud positiva y mentalidad de crecimiento, las veo como una herramienta extraordinaria e indispensable para realizar actividades de marketing personal en nuestros días.

No debemos considerar a las redes sociales como una herramienta gratuita, finalmente para sacarles provecho se necesita invertir tiempo para entenderlas y aprender su lenguaje, cuando lo haces estás listo para comunicar cualquier mensaje e influenciar en tu audiencia. Tómate algo de tiempo para explorar las redes sociales más populares en tu industria e intereses, analiza los mensajes: qué funciona, quiénes son los principales jugadores y aprende de ellos sus prácticas exitosas. No las utilices todas de la misma manera pero mantén tu esencia de manera constante en todas. Considera como indispensables LinkedIn, Twitter, Instagram y Facebook. 

Las redes sociales pueden amplificar un mensaje de manera exponencial, son una plataforma única al alcance de la mano de cualquier persona, no te conviertas en consumidor pasivo del contenido chatarra que abunda en ellas, busca, descubre y cura la información con valor y compártela agregando tu punto de vista. Nunca antes en la historia tuvimos todos la oportunidad de ser nuestro medio de comunicación personal, no dejes pasar la oportunidad.

 

2.- Se generoso con tus habilidades y conocimiento

Es un error de nuestra sociedad celebrar al individuo como lo más preciado, porque sabemos que el éxito solamente se consigue trabajando en equipo. Hazte visible, nadie es bueno en todo y tarde o temprano todos necesitamos de alguien más para conseguir un objetivo, por eso es que estar presente es tan importante.

El marketing de contenidos es la estrategia de publicidad que se basa en compartir información con valor para crear confianza, ganar credibilidad y convertir más ventas en el momento oportuno. Si eres bueno en algo es necesario que lo digas y lo refuerces constantemente. Posiblemente quien necesita de tus productos o servicios no esté listo para comprometerse contigo de manera inmediata, pero si eres constante, cuando requiera de ayuda tu serás la primera opción.

Crea un blog para compartir de manera tenaz tus habilidades, puntos de vista y conocimiento, existen muchas opciones gratuitas y sencillas para hacerlo. No importa si eres empleado, freelance o emprendedor, estoy seguro que tienes algo que aportar para las necesidades de alguien más, levanta la voz y facilita el trabajo a un posible cliente, socio o un cazador de talento. Hoy, más del 70% de personas y compañías recurren como primera opción a Google o LinkedIn para buscar un producto o servicio que necesitan.

 

3.- Comparte mensajes positivos

En un mundo inundado de mensajes negativos, ser positivo es la manera más original de diferenciarse. La cultura del miedo, la incertidumbre e inseguridad es un buen negocio para los medios de comunicación y una mala costumbre para las personas.

Una campaña de marketing, y especialmente una campaña personal, no puede fincarse en mensajes negativos o que causen estrés. Una persona positiva siempre será bien recibida en cualquier ambiente de trabajo. Si es necesario compartir alguna información u opinión sobre un evento trágico, busca un ángulo que aporte una solución y baje los ánimos. Existen muchos espacios para llenarse la cabeza de malos pensamientos, no abones a esa conversación, conviértete en un agente de cambio de manera positiva.

 

 

4.- Conecta con profesionales en muchas industrias y de todos los niveles

Una de las ventas más grandes de la comunicación digital, es la democratización de las conversaciones. Es verdad que todavía existen espacios donde los mensajes son verticales y se favorece alguna jerarquía, pero en la mayoría de las redes sociales la única moneda que tiene valor es la calidad de nuestros comentarios.

Eleva tu discurso y la naturaleza de la información que compartes. Acércate a profesionales de más industrias y muchos niveles para formar equipos más sólidos y eficientes. Oblígate a mejorar constantemente a través de las conversaciones en las que participas. Recuerda, las personas con mentalidad limitada hablan de personas, los profesionales con mentalidad de crecimiento hablan de proyectos.

 

5.- Honestidad y transparencia en todos tus mensajes

En ningún lugar hay espacio para dos personas exactamente iguales.

Los mensajes de marketing son más efectivos en la medida en la que son más honestos. Cuando hablamos del marketing personal, nada es tan importante como ser honesto y transparente. No tengas una agenda oculta, siempre conduce tus actividades de manera honesta y di qué estás buscando. Cuando puedas ayudar a alguien, hazlo. Cuando no puedas, no engañes y recomienda a alguien mejor.

Ser honesto no es una habilidad, pero tiene tanta o más importancia que todas ellas juntas.

 

Comparte: