Pensar diferente no es un problema, es la mejor oportunidad

La mayoría de los negocios tratan a todo el mundo como las líneas aéreas tratan a los pasajeros en clase turista. Personas radicalmente diferentes atrapadas en un asiento estrecho con la misma bebida y botana, la flexibilidad no tiene cabida aquí. Sabemos qué haría más placentera la experiencia pero requiere pensar de manera creativa y hacer un mayor esfuerzo. Esta conducta se ha practicado por muchos años en muchas industrias.

Continuar leyendo