fbpx

208: ¡Que nada te detenga! 6 estrategias para volverte imparable en el trabajo

Comparte:

 

En todas las compañías existe el pequeño grupo de personas que son buenas en lo que hacen, incluso un grupo más pequeño de los que son muy buenos, y siempre existen uno o dos que son imparables. Son esos profesionales que marcan la agenda de lo que se hace y cómo se hacen las cosas en la oficina. Son los que impactan el trabajo de todos y viven en su propia realidad. Siempre se les ve de buen humor, están ocupados, pero no agobiados. A pesar de completar más proyectos que nadie, tienen tiempo para compartir, intercambiar y hasta para educar sobre su punto de vista. Son seguros y nunca compiten con nadie.

 

Generalmente es el dueño, el CEO o el director general, pero también los podemos encontrar en niveles intermedios y bajos en el organigrama. No son exclusivos de las grandes compañías, muchos emprendedores y freelancers califican también. Marcan tendencia en su industria e influyen en el día a día de muchas personas a su alrededor.

 

Ser imparable no es una cualidad genética. Por supuesto, existe una predisposición a buscar aventuras, a no tener miedo al fracaso y disfrutar de un estilo de vida aventurero, pero todos podemos desarrollarlo.

Si todavía no perteneces a ese grupo estoy seguro que al terminar de leer esto ya estarás en camino de serlo.

 

Estas son 6 estrategias sencillas para convertirte en una fuerza imparable en el trabajo

 

1.- No pienses mucho y actúa

Si esperas a estar 100% listo para enfrentar un reto nuevo, te vas quedar esperando toda la vida. Cuando llega el momento de actuar, tienes que creer en tu preparación y talento para resolver los desafíos que se van presentando. Seguramente serán retos nuevos, pero piensa que ya lo has hecho antes. Llegar a la posición que tienes ha requerido tomar riesgos y tener confianza en tu instinto. Esa es la enorme diferencia entre quien alcanza sus objetivos y quien vive soñando.

Nada es más estimulante que conseguir alguna meta, sin importar lo pequeña que esta sea. Eso te empujará a buscar otra y otra de manera persistente.

 

2.- Establece objetivos no materiales

Tener cosas buenas o tener muchas cosas es bueno, pero nada más. A pesar de que es un grupo reducido de personas que alcanzan ese estatus, son muchos si lo comparamos con las personas que se han preocupado por alcanzar prestigio y reconocimiento, porque en esa categoría sí que son pocos los incluidos.

Si ya resolviste tus necesidades primarias y estableces objetivos que no se miden de manera cuantitativa, es difícil detenerse. Si lo que buscas obtener es reconocimiento, vivir o generar experiencias diferentes, únicas y transformadoras para ti y tus seres queridos, entonces no hay fuerza que pueda detenerte.

3.- Trabaja en algo que te apasione

Sé sincero contigo mismo. Para ser indomable tienes que eliminar de tu trabajo todo lo que no te entusiasma.

Nadie está dispuesto a dar un poco más si no siente pasión por lo que está haciendo. La pequeña diferencia entre hacerlo muy bien y hacerlo de manera excepcional es el cariño que se pone cuando necesitas hacer más.

 

4.- No compitas con otros, compite con tu versión de ayer

La mayoría de las personas vive compitiendo eternamente con otros, revisan constantemente qué han conseguido otros y establecen eso como meta, porque son incapaces de establecer objetivos por sí solos. Como resultado, acaban siendo una mala copia de algo que ya existe, y acaban repitiendo patrones que no significan nada para ellos.

La gente extraordinaria no pierde tiempo en comparaciones absurdas y frustrantes, se dedica a prepararse para ser mejor de lo que fue ayer.

Todos somos diferentes y lo único que puedes controlar es lo que tiene que ver contigo. Desarrolla tus súper poderes para diferenciarte cada día más y contribuir con todas tus habilidades, exactamente como nadie más puede hacerlo.

 

5.- Trabaja siempre con los mejores

Si siempre trabajas con el mismo equipo, lo más probable es que te quedes atrapado en el pasado. Para moverse siempre hacia adelante es necesario rodearse de personas que te impulsen, te provoquen y te desafíen constantemente. La única manera de hacerlo es trabajar con profesionales que sobrepasen algunas de tus capacidades.

La envidia no cabe en la mente de una fuerza imparable. La inspiración y motivación de trabajar con los mejores te ayudará a crecer para alcanzar objetivos más grandes.

 

6.- Corre muchos sprints para completar un maratón

Los propósitos de principio de año nunca funcionan. La fórmula es establecer grandes objetivos y dividirlos en muchas pequeñas metas. Entrega todo en períodos cortos de tiempo, revisa periódicamente cómo vas en la búsqueda de tus objetivos. Evalúa lo que va bien y mal, corrige, descansa y vuelve a empezar.

Nadie construye una gran carrera de la noche a la mañana, por lo menos no una carrera duradera. Los grandes objetivos son el resultado de muchas pequeñas metas alcanzadas, solamente así se puede correr un maratón.

 

 

Para concluir, reiterar que ser imparable es un estilo de vida, es una manera de afrontar los problemas y oportunidades.

Todos tenemos capacidad para hacer más, alcanzar objetivos y crecer constantemente tocando a más personas con nuestro trabajo. ¿Qué dices, te animas?

 

Como siempre, antes de despedirme, tengo dos últimos consejos: 

1. No pienses en estar ocupado todo el tiempo, piensa en resultados y el impacto que tienen en tu trabajo de todos los días

Si algo te toma mucho tiempo pero no impacta de manera significativa, déjalo. Muévete y encuentra las actividades que definan mejor tu personalidad.

 

2. Invierte en ti antes que en otra cosa

Preocúpate por  tu salud, tu estado físico y tu educación intelectual y tu situación emocional.

 

Comparte:
×
¡Regístrate en InconfundibleMENTE!